Propiedades y beneficios del aceite de coco

Algunos de los mejores productos que podemos encontrar para nuestro cuerpo y para nuestra salud, los podemos obtener de la naturaleza, y algo que cada vez se está poniendo más de moda es el aceite de coco.

Por ello en el artículo de hoy nos gustaría contarte todo lo que hay que saber acerca del aceite de coco y sobre los beneficios que puede tener en tu cuerpo, tanto por dentro como por fuera.

Aceite de coco

¿Qué es el aceite de coco?

En primer lugar, deberíamos hablar sobre lo que es realmente el aceite de coco, pues bien, de manera simplificada te podemos decir que es uno de los conocidos como, aceites vegetales, y que, debido a su composición y propiedades, es realmente apreciado en la cosmética y en los productos antienvejecimiento, sin embargo, sus beneficios van mucho más allá.

Su extracción consiste en varios procesos diferentes, en el que se consigue sacar lo esencial del coco, y desechando todo aquello que no se necesita.

Se puede hacer de diferentes maneras y es un proceso que poco a poco se ha ido mejorando y perfeccionando, para de ese modo también poder ir bajando los precios de este producto, ya que evidentemente, lo que se quiere es que esté al alcance de todo el mundo.

Composición del aceite de coco

Este aceite vegetal está compuesto por una gran variedad de ácidos grasos, los cuales pueden reportar grandes beneficios al organismo.

Los que posee en mayor proporción son los siguientes:

Ácido láurico

Este ácido es un tipo de ácido graso saturado, el cual se cree que tiene grandes beneficios y propiedades antimicrobianas, por lo que sería muy útil frente a cualquier tipo de infección que se pudiera sufrir.

Además, también se le asocian un gran número de beneficios en el cuerpo humano, así que quizá el aceite de coco sea tan apreciado precisamente por su alto contenido en ácido láurico. En apariencia es sólido, aunque tiene una baja temperatura de fusión.

Ácido mirístico

Otro de los nombres por los que se suele conocer a este ácido es por el de ácido tetradecanoico. Y curiosamente, aunque el aceite de coco tenga una gran proporción de él, sobre todo se le puede encontrar en la nuez moscada.

Ácido palmítico

Por último, tenemos que confesar que no todo sobre el aceite de coco es bueno, ya que también posee una alta concentración de este ácido, también llamado ácido hexadecanoico, y aunque no se tienen datos del todo concluyentes, se cree que puede tener relación con la metástasis de ciertos tipos de cáncer.

¿Para qué sirve el aceite de coco?

Lo más importante sin duda a la hora de hablar de este producto son las propiedades del aceite de coco, porque lo cierto es que son realmente numerosas. Son cada vez más las organizaciones relacionadas con la salud que aconsejan fervientemente el uso de este producto, ya que puede convertirse en el mejor aliado de mucha gente.

Enfermedades del corazón

Es cierto que el aceite de coco tiene una gran cantidad de grasas, sin embargo, no debemos confundirnos al pensar que esto puede hacer que sea malo para nuestro corazón, puesto que, gracias a su composición, tan solo nos va a aportar cosas positivas.

Como ya sabemos, el colesterol alto es una de las principales causas de los problemas del corazón, como por ejemplo las anginas de pecho o los infartos.

Pero gracias al ácido láurico, el aceite de coco es capaz de contribuir a la desaparición del colesterol, ya que aporta colesterol bueno, el cual disuelve la grasa presente en las arterias.

Además, también es muy útil a la hora de controlar la presión arterial, y evitando por lo tanto otros problemas graves del corazón como la arterioesclerosis. Esto no significa que si usas aceite de coco puedas desentenderte del colesterol ni mucho menos, pero sí que es una ayuda para disminuirlo y para rebajar sus niveles en sangre.

Pérdida de peso

Quizá este punto también te parezca algo contradictorio, ya que estamos acostumbrados a pensar que todo lo que tiene grasas o calorías es terminantemente malo y que tenemos que erradicarlo de nuestra dieta o de nuestros hábitos para siempre.

Sin embargo, estás equivocado, puesto que no todas las grasas son malas (siempre que las utilices con moderación). De hecho, el aceite de coco gracias a sus numerosas propiedades, te puede ayudar a la hora de intentar perder peso y de quitarte por fin de encima esos kilos de más.

Esto se debe a que, aunque en un primer momento parezca que nos aporta calorías, el aceite de coco es capaz de aumentar el metabolismo y de activarlo, algo que va a ayudar a que te vuelvas más activo y que por lo tanto tu grasa comience a quemarse y a desaparecer.

Aunque desde luego no hace milagros, para que sea efectivo y para que ayude a la pérdida de peso, es necesario que también sigas una dieta equilibrada y que hagas ejercicio moderado al menos cuatro veces a la semana.

Cuidado de la piel

Uno de los usos más frecuentes del aceite de coco es sin duda el de la cosmética, de hecho, este aceite vegetal es parte de la composición de un sinfín de productos de marcas muy prestigiosas, ya que, gracias a sus propiedades, es perfecto para tratar la sequedad de la piel.

Uno de los mayores problemas de la piel conforme se va cumpliendo años son las molestas arrugas, a las cuales no se les ha encontrado un remedio definitivo y duradero, sin embargo, sí que se sabe que uno de los factores más importantes relacionados con la aparición de manchas y arrugas en la piel es la sequedad cutánea.

Es fundamental tener una piel muy hidratada para intentar evitar todos estos problemas estéticos, pero a veces es complicado encontrar productos que realmente sean efectivos y nos ayuden a conseguir los resultados deseados.

Por ello el aceite de coco es tan apreciado, puesto que es un potente hidratante sin ningún efecto secundario. Además, accede a las capas más internas de la piel y su efecto es muy duradero.

Pero no solo para las arrugas, ya que en cientos de cremas diferentes y que tratan problemas de todo tipo, este aceite sigue siendo imprescindible.

Cuidado del cabello

Aunque como ya hemos dicho, se utiliza mucho en la industria cosmética, si hay un uso en el que el aceite de coco es el rey, es sin duda en cuidado del cabello.

Las propiedades que tiene este aceite a la hora de cuidar tu pelo son innumerables, de hecho, en culturas como la india, se lleva utilizando cientos de años de manera totalmente normal. Cada poco tiempo las mujeres se preparan una mascarilla de aceite de coco que dejan actuar durante toda la noche, al día siguiente solo tienen que lavar el cabello y les queda como nuevo.

Por eso también hay cientos de celebridades que aseguran utilizar este remedio natural para lucir siempre un pelo perfecto digno de cualquier alfombra roja.

El aceite de coco se puede encontrar por lo tanto en champús o acondicionadores con los que tu cabello va a estar totalmente hidratado y brillante.

Digestión

El aceite de coco también es muy utilizado en la cocina, sobre todo en aquellos países en los que hay una mayor disponibilidad de ellos.

Los utilizan no solo porque les dé un característico sabor a las comidas, sino porque se ha demostrado que es beneficioso para hacer la digestión. No solo la facilita y consigue evitar enfermedades y problemas intestinales, sino que también favorece la absorción de un gran número de vitaminas y minerales imprescindibles para llevar una vida sana.

Aunque también es cierto que lo mejor en estos casos es no consumirlo en exceso, o al menos no utilizarlo para freír, ya que en ese caso sí que puede hacer que ganes algo de peso.

Tratamiento de infecciones

Algo también muy valorado del aceite de coco, es que se sabe que es muy bueno controlando las infecciones e incluso reduciéndolas.

Cuando se aplica sobre una zona infectada, por ejemplo, es capaz de crear una capa protectora y aislante, pero no solo eso, ya que también tiene propiedades bactericidas, y anti microbianas.

Y, por si fuera poco, también ayuda al sistema inmunitario, puesto que lo protege de amenazas externas, pero también lo fortalece.

¿Qué tipos de aceite de coco existen?

Cuando un producto se vuelve popular, lo más normal es que empiecen a surgir diferentes versiones de él, algunas más naturales que otras, las cuales compiten entre sí debido a factores como el precio o la salud, y si quieres comprar aceite de coco debes conocerlas.

En este caso, hay varios tipos de aceite de coco, sin embargo, los dos más habituales o generales son los siguientes:

Aceite de coco refinado

Esta clase de aceite no es sacada del coco natural, y además normalmente pasa por varios procesos químicos en los que se blanquea, se hace más suave, y se le quita parte de su sabor.

Aceite de coco virgen

Este otro, el aceite de coco virgen, sí que procede del coco natural y tiene un aspecto menos refinado y con más impurezas. Sin embargo, no hay una certificación oficial de este tipo de aceite, por lo que nunca sabemos si lo que compramos realmente va a ser de este tipo o no.

Soy Marina Sanz y soy nutricionista profesional. Estoy aquí para ayudarte a entender cómo funcionan los alimentos en tu cuerpo. Cuáles son los más adecuados y cuáles debes eliminar de tu dieta.Aprende a comer de manera correcta, adelgazando y sin poner en riesgo tu salud.

Déjame ayudarte; porque yo también viví la experiencia de hacer dietas imposibles, pasando mucha hambre y sin ningún resultado.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario