Cómo adelgazar naturalmente con agua de avena

En el artículo de hoy vamos a hablar de una técnica de adelgazamiento de la que se habla poco, pero que es de lo más interesante: El agua de avena. Así que, si quieres saber cómo adelgazar naturalmente con agua de avena, ¡sigue leyendo!

¿Cómo funciona el agua de avena para adelgazar?

El agua de avena para adelgazar es uno de los alimentos con mejores propiedades a la hora de adelgazar, según una gran cantidad de estudios que se han llevado a cabo en los últimos tiempos.

Tiene propiedades que lo convierten en un gran regulador metabólico, lo que significa que depurará en poco tiempo todo lo que le sobre al organismo, y le dará aquello otro que le falta, dejándonos a punto.

Además de adelgazante, el agua de avena tiene propiedades que permiten mejorar el funcionamiento del corazón, el intestino y aportar energía y vitalidad. Se trata de un alimento imprescindible que no debe faltar en tu dieta.

Pero… ¿Cómo permite perder peso?

Esencialmente, el agua de avena contribuye a la pérdida de peso cuando se toma en ayunas porque está compuesto de una gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra, aportando una sensación saciante, pero sin demasiadas calorías.

Con ello, evitaremos la tentación de ir picando entre horas y, por supuesto, eliminaremos la tentación de atiborrarnos durante las comidas.

Además, el agua de avena se encarga de eliminar poco a poco todas aquellas toxinas que el cuerpo genera y almacena, permitiendo que todo tipo de retención de líquidos se vaya reparando, produciendo un efecto de deshinchazón.

En este sentido, el agua de avena para adelgazar permite bajar de peso por esas dos vías: En primer lugar, por sus efectos saciantes sin aportar calorías (óptimo para una dieta), y, en segundo, por sus efectos diuréticos contra la retención de líquidos.

¿Qué otros beneficios tiene?

A continuación, te señalo algunos otros beneficios que aporta el agua de avena:

  1. Reduce el colesterol: En primer lugar, puesto que la avena es rica en omega 6 en ácido linoleico, el agua de avena nos ayudará a reducir el colesterol malo y cuidar el corazón.
  2. Rebaja las calorías consumidas: Como ya hemos mencionado, la avena tiene efectos saciantes y muy pocas calorías, por lo que permite reducir la necesidad de comer más de la cuenta de otros alimentos. Si a eso le sumamos que es muy completo de por sí, tenemos un super-alimento que no debemos dejar de tomar.
  3. Es depurativa: La avena, además de lo anterior, cuenta con diferentes aminoácidos que contribuyen a que el hígado produzca más lecitina, la cual es necesaria para depurar el organismo. De esta forma, podremos limpiar las arterias de la grasa que se acumula en ellas.
  4. Ayuda a controlar el nivel de azúcar: Para aquellas personas que sufran diabetes, la avena es un alimento de lo más recomendable. La fibra soluble de la que dispone, permite mejorar la digestión del almidón y mantener estables los niveles de glucemia.
  5. Mejora la digestión: Por otro lado, el agua de avena para adelgazar reduce los ácidos biliares, lo que permite que se facilite la digestión y el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento.
  6. Es anticancerígena: Por último, a partir de varios estudios, se ha podido comprobar que la avena cuenta con diferentes fitoquímicos que aportan una buena protección contra el cáncer, por lo que se recomienda su consumo a diario.

¿Cómo se hace el agua de avena adelgazante?

Vistas las propiedades, características y beneficios del agua de avena para adelgazar, podemos pasar a ver cómo se hace. Es muy sencillo, así que no tienes por qué preocuparte:

Para hacer el agua de avena adelgazante solo tienes que coger una taza de avena, una rama de canela y dos litros de agua.

Lo añades todo en un bol, y empiezas a batir la avena junto a un vaso de agua, hasta que consigas una mezcla homogénea. Entonces, puedes incluir el resto del agua, un poco de canela, y endulzante, si te apetece. Puedes utilizar estevia o miel.

En el caso de que no te gusten los grumos, te recomiendo colarlo, para que no quede ninguna traza de avena.

Cuando hayas terminado, puedes utilizar un embudo para rellenar una botella, y dejarla en la nevera para ir consumiéndola según la vayas necesitando.

Esta es una de las mejores formas de preparar el agua de avena, aunque, por supuesto, existen otras recetas igualmente válidas. Puedes, incluso, hacer tus propias recetas, eligiendo los ingredientes que utilices.

Lo único que tienes que tener en cuenta al hacerlo es que necesitas añadir ingredientes que sirvan para reforzar las características que ya tiene de por sí la leche de avena.

Evidentemente, no puedes echarle azúcar. Sin embargo, si te gusta el limón, sí puedes añadirle un poco de zumo de limón para que coja ese sabor. Además, en la medida en que el limón es diurético, te permitirá eliminar líquidos con una mayor rapidez.

Te dejo un vídeo para que te quede más claro:

¿Y cómo he de tomarla?

Vistas las propiedades del agua de avena para adelgazar y cómo se puede hacer, vamos a pasar a ver cómo debe tomarse para que sus efectos actúen con la mayor de las potencias:

En primer lugar, deberías tomarla durante un mes seguido, durante las mañanas y en ayunas. Esto permitirá que pases la mañana sin demasiada hambre, y puedas rebajar una buena cantidad de calorías. También deberías tomarla antes de tus principales comidas.

Solo con esto, ya notarás una rápida reducción del peso, pero, como puedes suponer, esto puede hacer que te notes excesivamente cansada de alimentarte siempre con lo mismo, por lo que lo mejor será que lo mezcles con algo más.

Así, te recomendamos que sigas una dieta hipocalórica de las que tenemos por la web, que permiten adelgazar, pero quites los desayunos y los sustituyas por el agua de avena para adelgazar.

Además, deberías tomar un poco de agua de avena antes de las comidas, de forma que esa dieta, que ya de por sí es adelgazante, lo sea aún más, por haber reducido la cantidad de alimentos que tomas durante las comidas.

Ejemplo de día a día con agua de avena adelgazante

Copos de avena

Para ilustrar lo anterior, vamos a mostrar cómo debería ser el día a día al consumir agua de avena. Vamos a mostrar un día normal y corriente de una persona que toma agua de avena de la forma óptima para adelgazar:

Cuando te levantes por la mañana, prepárate un café endulzado con estevia si estás acostumbrada a tomar este aporte de cafeína por las mañanas, y, junto al café, sírvete un vaso de agua de avena para adelgazar.

Con este simple aporte, deberías ser capaz de aguantar toda la mañana con energía, sin dificultades para desempeñar tu trabajo normalmente. No obstante, si te apetece comer algo durante la media mañana, puedes optar por una pieza de fruta.

Al medio día, sería recomendable que tomaras otro vaso de agua de avena antes de comer, de forma que puedas suprimir un poco el hambre y comer menos. Después, te puedes preparar una pechuga de pollo o de pavo a la plancha, y tomártela junto a una ensalada.

Por la tarde, una persona que quiera adelgazar a través de este método, haría algo de ejercicio, saliendo a correr o yendo en bici, porque no se puede adelgazar únicamente controlando lo que se come. Es imprescindible hacer ejercicio, también.

Cuando vuelvas a casa después de hacer ejercicio, puedes tomar un poco más de agua de avena para aguantar el hambre hasta la hora de cenar y, por la noche, podrías tomar una ensalada o un par de piezas de fruta con algo de atún o salmón.

Si, más tarde, tuvieses más hambre, podrías optar por tomar un poco más de agua de avena, para que no tengas que picar durante las últimas horas del día, ya que, por la noche, no tendrás ocasión de quemar las calorías que ingieras.

Como puedes ver, la respuesta a cómo adelgazar naturalmente con agua de avena es bastante sencilla. Solo tienes que seguir esta guía, y en menos tiempo del que crees, podrás estar contando con una apariencia realmente buena.

Deja un comentario