Dieta de la alcachofa, una manera muy detox de adelgazar

Estoy segura de que ya conoces la dieta de la alcachofa. Desde que la hicieran varias mujeres famosas mostrando su antes y después de hacerla, son muchas las personas que muestran interés por este vegetal tan prodigioso. Y no es para menos; la alcachofa tiene muchas propiedades diuréticas y sólo puede aportarte grandes beneficios cuando la comes.

Ésta es una dieta pensada para adelgazar mucho en poco tiempo. La gente que la ha hecho dice haber perdido 4 kilos en tan sólo 3 días. Es una dieta muy parecida a la dieta de la piña, que puedes ver en este artículo del blog.

Es cierto, la alcachofa adelgaza, ¿quieres conocer cómo es la dieta de la alcachofa?, quédate y te descubriré todos sus beneficios.

Alcachofas frescas listas para comer

En qué consiste la dieta de la alcachofa

La dieta de la alcachofa es un método de alimentación diseñado para la pérdida de peso de forma rápida. Es altamente nutritivo y depurativo, ya que conseguirás eliminar líquidos y toxinas. Está basado en un bajo consumo de carbohidratos y grasas, así como un consumo moderado de proteínas y un elevado consumo del alimento protagonista de esta dieta, la alcachofa.

Esta planta, la alcachofa, es muy versátil a la hora de cocinarla. Y la dieta de la alcachofa admite todas las formas posibles que se te ocurran para comerla, cocinada, en zumos, infusiones o ensaladas. Por tanto, esta dieta utiliza la alcachofa para perder peso. Quiero aclararte que la alcachofa no es ni una fruta, ni una verdura ni tampoco una hortaliza. La alcachofa es una planta, con el mismo nombre, cuya flor es lo que comemos en nuestra dieta.

Alcachofas guisadas para dieta

Como te digo siempre que hablamos de dietas, antes de comenzarla te aconsejo que acudas a tu médico para que te haga un control del estado de tu salud. Él/ella te dará las mejores indicaciones para que puedas seguir esta dieta de la mejor manera posible. De todas formas, te dejo dos indicaciones importantes que no debes olvidar si decides poner en práctica esta dieta de la alcachofa:

  • Bebe mucha agua: al menos dos litros al día. Ya se que esto es algo que tenemos que hacer todo el mundo, y todos los días. Pero cuando haces la dieta de la alcachofa vas a perder muchos líquidos porque es un alimento muy diurético. Por eso, con esta dieta en especial, debes poner en práctica este consejo.
  • No te saltes ninguna comida: no está permitido que, por el motivo que sea, dejes una comida sin hacer al día. Vigila tus horarios y come los alimentos que te indica la dieta en cada momento.

Beneficios de la alcachofa para adelgazar

La alcachofa es una planta cuyas hojas esconden un verdadero tesoro vitamínico. A lo largo de la historia, esta planta ha sido muy venerada; como anécdota te cuento que este alimento prodigioso era uno de los más caros de la Edad Media. De hecho, sólo podían acceder a él las personas que pagaban con generosas cantidades de monedas.

A la hora de comerla, puedes encontrarla envasada, fresca o en cápsulas. Lo más fácil es comerla en cápsulas, aunque te pierdes la oportunidad de disfrutar de su agradable sabor. Yo, personalmente, la compro envasada, ya cocida. Pero reconozco que en cuanto puedo comprarla fresca lo hago.

Alcachofas guisadas

Cuando compres una alcachofa fresca elige siempre las que pesan más y tienen las yemas más grandes. Además, fíjate bien el el color de la flor; quédate siempre con las que tienen un color más pálido. Son las más frescas y te aportarán muchas más vitaminas.

Voy a contarte todos los beneficios que tiene este superalimento:

  • Es extraordinaria para la digestión: la alcachofa tiene unas estupendas capacidades digestivas. Te ayudará en los procesos tanto de estreñimiento como de diarrea. Además, ayuda en la función renal, por lo que es ideal para el tratamiento de enfermedades de este tipo. También estimula la función de la vesícula provocando la secreción biliar; de esta manera, favorece la degradación de los ácidos grasos.
  • Colabora con la función hepática: la alcachofa es un agente rápido de eliminación de grasas; por tanto, ayuda a la preservación del hígado y su funcionamiento.
  • Reduce el colesterol: los nutrientes de la alcachofa ayudan a la disminución de los niveles de triglicéridos. También, regula los niveles de colesterol. Por todo esto, este prodigioso alimento es un perfecto aliado en el tratamiento de la presión alta o la arteriosclerosis.
  • Elimina toxinas: esta planta es altamente diurética. Esto ayuda a que elimines toxinas y sustancias tóxicas para el cuerpo a través de la orina. También te ayuda a combatir la retención de líquidos.
  • Estabiliza el azúcar en la sangre: por tanto, si eres diabética te aconsejo que incluyas este alimento en tu dieta.

Propiedades de la alcachofa

Si estás pensando en comer alcachofa para bajar de peso, he de decirte que has hecho una excelente elección. Porque fíjate en todas las propiedades que tiene esta prodigiosa flor:

  • Contiene proteínas y fibra.
  • Alto contenido en vitaminas del grupo B, hierro, magnesio, fósforo y potasio.
  • Aminoácidos y antioxidantes que retrasan los efectos del envejecimiento.

Propiedades de las alcachofas

  • Posee propiedades medicinales.
  • Es portadora de insulina, la hormona que ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Rica en fitoesteroles, que repelen la absorción de grasas y colesterol en el intestino.

Dieta de la alcachofa para adelgazar

Voy a contarte cómo hacer la dieta de la alcachofa. En realidad, hay dos versiones; oficialmente está la dieta de la alcahofa de 3 días que ahora mismo te mostraré. Y también está la dieta de la alcachofa menos restrictiva, pero no por ello menos eficaz; podrás hacerla durante más tiempo, y también tendrás que llevar otro tipo de alimentación.

Veamos las dos.

Dieta de la alcachofa de 3 días

Aquí tienes un menú para la dieta de la alcachofa de los 3 días. Verás que te resultará muy fácil hacerla, no pasarás hambre y podrás perder hasta 4 kilos:

Día 1

  • Desayuno: dos kiwis o una pera; también puedes comer, en su lugar, una taza con fresas. En cualquier caso, evita frutas que tengan mucha azúcar como plátanos o nísperos.
  • Media mañana: umo de piña, apio y limón. Si te resulta soso puedes añadir un poco de stevia, pero nada de edulcorantes artificiales ni azúcar.
  • Comida: alcachofas al horno con pechuga de pollo a la plancha o arroz integral con alcachofas cocinadas al gusto. Cuida las cantidades, come raciones normales (unos 120 g de pollo y 100g de alcachofas).
  • Merienda: prepara una deliciosa infusión de alcachofas.
  • Cena:  alcachofas gratinadas con queso bajo en grasa (puedes elegir queso tipo Burgos o requesón fresco).

Día 2

  • Desayuno: zumo de naranja, fresas y media manzana. Ya sabes, evita las frutas con mucho azúcar como los plátanos o nísperos.
  • Media mañana: un yogur desnatado con un puñito de nueces.
  • Comida: pescado al horno y una ensalada de alcachofas con vegetales de hojas verdes.
  • Merienda: medio vaso con zumo de naranja natural.
  • Cena: alcahofas al horno con unas lonchas de jamón serrano; puedes añadir una cucharada de aceite de oliva para darle mejor sabor.

Día 3

  • Desayuno: un yogur desnatado, preferentemente natural y sin azúcar.
  • Media mañana: batido de piña con naranja. Ya sabes que si quieres endulzarlo puedes utilizar stevia.
  • Comida: ensalada de alcachofas con tomates cherry, acelgas, espinacaa y un puñito de nueces; puedes añadir una cucharada de aceite de oliva.
  • Merienda: infusión de alcachofas.
  • Cena: alcachofas gratinadas con queso bajo en grasa; ya sabes, puede ser queso tipo Burgos o requesón fresco.

Así mejora tu salud cuando haces la dieta de la alcachofa

Cuando incorporas la alcachofa en tu dieta es fácil que al cabo de tan sólo una semana empieces a notar unos efectos muy beneficiosos en tu cuerpo, y en tu salud. Si hacer la dieta de los 3 días te resulta un poco agresivo, puedes probar a incorporar este superalimento manteniendo una alimentación adecuada, libre de grasas, harinas y pastas refinadas. Prueba a comer alcachofas a diario cocinadas de diferentes maneras.

Tan sólo unos días después de hacer esto notarás estos grandes cambios en tu cuerpo:

  • Un sistema inmunitario más fuerte: gracias a la gran cantidad de fitonutrientes y antioxidantes que posee la alcachofa, te sentirás muy fuerte por la protección que las alcachofas proporcionarán a tu sistema inmunitario.
  • Mejores digestiones: tendrás las digestiones más ligeras porque las alcachofas ayudan a acelerar el movimiento de los alimentos y los residuos a través de los intestinos. De esta manera, no tendrás sensación de hinchazón.

Alcachofas al horno con jamón

  • Las alcachofas segregan un tipo de fibra llamado inulina que actúa como prebiótico en tu intestino. Así, elevará el número de bacterias buenas protegiéndote aún más.
  • Un hígado muy sano: gracias a su capacidad para reducir los lípidos como el colesterol malo, las alcachofas son grandes aliadas del hígado.
  • Perderás peso de manera saludable: ningún alimento es mágico para la pérdida de peso. Lo que ocurre es que algunos alimentos facilitan la disolución de las grasas acumuladas en el cuerpo. La alcachofa es una planta diurética, nutritiva y saciante que ayuda mucho en las digestiones descomponiendo la grasa más resistente.

Si no sabes cuál es la dieta de la alcachofa que mejor te viene, tu médico te sacará de dudas. No obstante, siempre puedes probar a incorporar la alcachofa en tu dieta habitual, y así podrás saber cómo te sienta, si te gusta, ya sabes.

Cómo preparar alcachofas para adelgazar

La verdad es que las alcachofas son muy bonitas; pero a la hora de cocinarlas debes saber que no se come todo lo que vemos. Tienes que pelarlas y limpiarlas; mójalas en agua con limón para evitar que oxiden y come sólo las hojas del corazón.

Uno de las propuestas que te hago en este artículo para comer alcachofas es la infusión de ellas. Para hacerla debes poner en un litro de agua 20 gramos de hojas de alcachofas, esto es, las hojas que no se comen, junto con un poco del tallo (te aconsejo que cojas la parte más próxima a la raíz). Lo dejas hervir durante 10 minutos y ya tienes tu infusión de alcachofas.

Infusión de alcachofa para merendar

Te aconsejo que la endulces con stevia o miel, por ejemplo. Verás que si no lo haces tendrá un sabor muy amargo.

¿Ya conocías la dieta de la alcachofa?, ¿la has hecho?, ¡cuéntame cómo te ha ido!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, promedio: 3,60 de 5)
Cargando…

Una respuesta

  1. Maria 19 mayo, 2016

Deja un comentario