Las almendras: propiedades y beneficios

A veces, tenemos a nuestro alrededor productos realmente beneficiosos para nuestra salud, peor que nos parecen tan corrientes que ni si quiera nos paramos a pensar en ello. Es el caso de la almendra, un fruto seco que podemos encontrar en cualquier sitio y que, incluyéndolo en tu dieta, puedes estar haciéndole mucho bien a tu cuerpo sin saberlo.

Por ello, en el artículo de hoy queremos hablarte sobre las almendras, vas a poder aprender qué son exactamente, sus propiedades, y los beneficios que tiene para el organismo entre muchas otras cosas.

Información sobre las almendras

almendras_opt

Lo primero que tenemos que decir sobre las almendras, es que son un fruto seco que procede del almendro, y por supuesto que tiene una cáscara que corresponde a más de la mitad de su peso.

Seguro que esto ya lo sabias, pero hay otros muchos datos curiosos acerca de este alimento y que no son tan conocidos:

Curiosidades de las almendras

  • Se cree que este alimento es uno de los primeros que se comenzó a cultivar, y es que ya se tiene constancia de la existencia de las almendras en la Biblia.
  • California es el principal productor de todo el mundo de almendras, el segundo es España.
  • Las almendras son el fruto seco que más nutrientes posee con diferencia.
  • Proceden de la antigua Persia y Mesopotamia, aunque ahora podemos encontrar cultivos de almendros en casi todo el mundo.

Valores nutricionales de las almendras

Comer 100 gramos de almendras crudas te va a aportar…

Energía

Concretamente, 578 kcal y 50 gramos de grasa. Puede parecer mucho pero no hay que olvidar que va a ser una gran ayuda para adelgazar.

Fibra

Por cada 100 gramos de almendras vamos a estar consumiendo 11,8 gramos de fibra.

Proteínas

La cifra es 21,26 gramos de proteínas.

Vitaminas

Además, también debes saber que este fruto seco te está dando una gran variedad de vitaminas, como, por ejemplo, Vitamina A, Vitamina C, Vitamina B1, Vitamina B2, Vitamina B3, Vitamina B5 o Vitamina E.

Pero no solo eso, y es que vamos a estar consiguiendo ácido fólico, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio o zinc.

Tipos de almendras

En el mundo se pueden encontrar cientos de variedades totalmente diferentes de almendra, las cuales normalmente se clasifican por tener la cáscara dura o la cáscara blanda. Sin embargo, en España normalmente se cultivan dos, la marcona y la almendra mollar.

En el primer caso tenemos que decir que es la que normalmente podemos ver en las tiendas y la que más se emplea en repostería, debido a que es bastante dulce y de sabor y textura agradables. La mollar sin embargo es un poco más amarga y tiene una cáscara muy blanda.

Además, hay otro tipo de almendra que debes conocer, sobre todo por el riesgo que entraña, y son las almendras amargas.

Este tipo de almendras se caracteriza sobre todo por eso, por su sabor amargo, lo que hace que no sean demasiado agradables de comer. Y con estas hay que tener mucho cuidado, puesto que son tóxicas, y si te pasas con la cantidad puedes acabar teniendo problemas muy graves de salud y acabar en el hospital.

Formas de tomar almendras

Puede parecer que la única forma en la que podemos encontrar las almendras, es tal y como aparecen en su estado natural, independientemente de los cientos de recetas de todo tipo que podemos elaborar con ellas.

Sin embargo, esto no es cierto, puesto que en el supermercado vas a poder encontrar formas diferentes de aprovechar todas las propiedades de las almendras y beneficios. Las dos más conocidas, serían sin duda la leche de almendras y el aceite de almendras.

Aceite de almendras

El aceite de almendras es uno de los llamados, aceites vegetales. En este caso puedes utilizarlo de dos modos diferentes, ya que hay aceites de almendras que se pueden consumir por vía oral y, por lo tanto, añadirlo a tus recetas favoritas.

Pero por otro lado también existe la opción de la vía tópica, es decir, que lo utilices a modo de crema o aceite corporal para hidratar y nutrir tu piel.

Leche de almendras

La leche de almendras también tiene un gran número de beneficios, puesto que, entre otras cosas, al no proceder de ningún animal, no tiene lactosa, así que es apta para los intolerantes. Además, al tener la misma consistencia que la leche de vaca normal, la puedes utilizar para todas tus recetas.

¿Qué propiedades tienen las almendras?

Como ya hemos anticipado en los apartados anteriores, las almendras tienen una gran cantidad de beneficios que te pueden hacer mucho bien. De hecho, la mayoría de nutricionistas y médicos te recomendarán que tomes al día un pequeño puñado de este fruto seco. Si quieres saber para qué son buenas las almendras, continua leyendo:

Bajan los niveles de colesterol

Es cierto que ningún alimento puede hacer milagros, sin embargo, tras realizar varios estudios, sí que se ha determinado que un consumo regular de almendras puede bajar poco a poco los niveles de colesterol malo.

Y no solo eso, ya que era capaz de mantener el colesterol bueno, por lo que los resultados globales en los sujetos estudiados fueron muy positivos.

Por ello se recomienda que las personas que sufran de colesterol, tomen todos los días un puñado o dos de almendras crudas, de esta manera se minimizan riesgos de enfermedades cardiovasculares como pueden ser el infarto o la angina de pecho.

Ayudan a perder peso

Como has podido ver en los valores nutricionales de las almendras, este fruto tiene un alto contenido en grasa y en calorías, por lo que en un primer momento puedes pensar que te van a hacer engordar o que no son el alimento más adecuado para llevar a cabo una dieta, sin embargo, es todo lo contrario.

Esto se debe a que la grasa que posee es vegetal, y, por lo tanto, al igual que el aceite de oliva en crudo, tomar una pequeña cantidad al día puede, no solo contribuir a mantener el peso y no engordar, sino también a ir perdiendo poco a poco esos kilos de más que tanto nos molestan.

Previenen todo tipo de enfermedades

Como ya hemos dicho, ayudan a bajar los niveles de colesterol malo, por lo que indirectamente van a reducir en gran medida el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares de todo tipo, entre ellas la arterioesclerosis, haciendo que tus venas tengan una mejor salud y se mantengan en buen estado durante más tiempo.

Pero no solo eso, y es que también según varios estudios, se ha demostrado que tomar de manera regular almendras, puede reducir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas tan graves como puede ser el Alzheimer, o incluso cáncer.

La relación no está del todo demostrada y se tendrían que hacer más estudios para llegar a conclusiones definitivas, pero se cree que esto puede ser gracias a su alto contenido en vitaminas, como por ejemplo la vitamina E.

Protegen a nuestros huesos

Uno de los mayores problemas entre las personas de cierta edad, es el de los huesos. Esto se debe a que conforme pasan los años, el cuerpo tiene más difícil absorber el calcio de los alimentos, fundamental para prevenir enfermedades como la osteoporosis o la artritis.

Es cierto que las almendras no te van a aportar el calcio que necesitas para ello, pero sí otros nutrientes que pueden contribuir, sin duda, a la buena salud de tus dientes y de tus huesos.

Entre ellos, el fósforo, el cual ha demostrado en varios estudios que puede minimizar el riesgo de sufrir algunas de las peores enfermedades relacionadas con los dientes y con los huesos, así que si tomas un puñado de almendras al día seguro que tienes menos problemas de este tipo.

Son buenas para el cerebro

Gracias a varias investigaciones se sabe que al cerebro le sientan realmente bien las almendras, debido a los nutrientes presentes en este fruto seco, el sistema nervioso y las neuronas van a recibir una ayuda extra que nunca viene mal para poder mantener un cerebro ágil y activo.

Por otro lado, y como ya hemos comentado, también puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades degenerativas del cerebro.

Previenen el envejecimiento

También tienen una función estética, y es que las almendras están totalmente llenas de antioxidantes, un componente fundamental si quieres que tu piel esté siempre sana, tersa, y sin arrugas.

Sin embargo, debes saber que gran parte de estos antioxidantes están en la piel marrón que las recubre, por lo que mejor es que no se la quites cuando te las vayas a comer.

Ayudan a controlar el azúcar

Esto es algo bastante común en los frutos secos, y es que pueden ayudar mucho a aquellas personas que sufren de diabetes. De hecho, se ha demostrado en varios estudios, que tomar almendras de forma regular puede disminuir la concentración de azúcar en sangre.

Controlan la presión sanguínea

Por último, otro de sus muchos beneficios es que puede controlar en cierta medida la presión sanguínea, minimizando el riesgo de sufrir enfermedades asociadas a este problema.

Soy Marina Sanz y soy nutricionista profesional. Estoy aquí para ayudarte a entender cómo funcionan los alimentos en tu cuerpo. Cuáles son los más adecuados y cuáles debes eliminar de tu dieta.Aprende a comer de manera correcta, adelgazando y sin poner en riesgo tu salud.

Déjame ayudarte; porque yo también viví la experiencia de hacer dietas imposibles, pasando mucha hambre y sin ningún resultado.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario