Dieta astringente: Todo lo que necesitas saber

En esta ocasión vamos a hablar de la Dieta Astringente, una de esas dietas de las que se habla bastante últimamente. Sin embargo, no se trata de una dieta para adelgazar, sino para evitar problemas en el caso de tener diarrea. Vamos a verla con mayor profundidad.

¿En qué consiste la dieta astringente?

La dieta astringente es una dieta pensada para cuidar el sistema digestivo cuando se padece alguna dolencia estomacal o diarrea. Esencialmente, lo que hace esta dieta es aportar alimentos al organismo que no requieren mucha energía para procesarse.

Como bien sabes, durante la digestión se consume mucha energía. Con una dieta astringente, reducimos la cantidad de energía que necesita el organismo para llevar a cabo la digestión y, con ello, facilitamos el procesamiento de los alimentos.

En general, esta dieta es especialmente útil en el caso de los niños y de los ancianos, porque son los más propensos a tener problemas estomacales, aunque por diferentes razones.

Los niños suelen presentar problemas estomacales por falta de higiene o una mala alimentación, mientras que los ancianos no pueden digerir correctamente todos los alimentos por cuestiones de edad.

Esencialmente, una dieta astringente se basa en tomar alimentos que retienen agua y no aportan mucha fibra. ¿Por qué? Porque el objetivo es acabar con la dieta. Por lo tanto, los alimentos que retienen agua son los que más nos interesan.

Seguramente ya has probado esta dieta más de una vez en tu vida, especialmente cuando eras un niño. Todas las madres conocen las ventajas de este tipo de dietas para un niño con gastroenteritis, y la utilizan de forma natural.

Se trata de un tipo de dieta que ha pasado de abuelas a madres y de madres e hijas, y solo en la actualidad, con la era de la información, que nos aleja del saber popular, se hace necesario acudir a una web para saber cómo funciona.

Pero, en fin, aquí tienes toda la información que necesitas sobre la dieta astringente (podrás haberla conseguido, también, llamando a tu abuela o a tu madre, te garantizo que ellas también saben de esto).

¿Cuándo NO deberías someterte a ella?

En general, no hay ningún problema para someterse a la dieta astringente. El asunto está en que es una dieta especialmente pensada para resolver los problemas estomacales, por lo que, en el caso de que no padezcas alguna dolencia relacionada, no tiene mucho sentido realizarla.

El único caso en el que es perjudicial llevar a cabo la dieta astringente, es cuando tienes problemas de digestión, pero por las razones opuestas. Si estás estreñido, no es recomendable tomar esta dieta, porque potenciará el estreñimiento.

Ejemplo de menú para dieta astringente semanal

dieta astringente

Un ejemplo de menú para una dieta astringente semanal podría ser el siguiente (puedes efectuar algunos cambios si lo estimas oportuno, pero ten siempre presente que el objetivo es que el estómago no tenga que realizar mucho trabajo, y que los alimentos deben absorber agua y carecer de fibra, especialmente en los primeros días):

  • Lunes:
    • Desayuno: Té verde.
    • Media mañana: Caldo de arroz.
    • Comida: Manzanas asadas sin piel.
    • Merienda: Sémola sin fibra.
    • Cena: Puré de zanahorias.
  • Martes:
    • Desayuno: Té verde.
    • Media mañana: Caldo de arroz.
    • Comida: Peras con canela y limón.
    • Merienda: Sémola sin fibra.
    • Cena: Crema de yogur y calabaza.
  • Miércoles:
    • Desayuno: Té verde.
    • Media mañana: Caldo de arroz.
    • Comida: Clara de huevo y zumo de limón.
    • Merienda: Sémola sin fibra.
    • Cena: Puré de zanahorias.
  • Jueves:
    • Desayuno: Té verde y un poco de jamón cocido.
    • Media mañana: Caldo de arroz.
    • Comida: Arroz blanco cocido.
    • Merienda: Sémola sin fibra.
    • Cena: Sopa fina de cereales refinados.
  • Viernes:
    • Desayuno: Té verde y un poco de jamón cocido.
    • Media mañana: Caldo de arroz.
    • Comida: Pescado hervido (blanco).
    • Merienda: Sémola sin fibra.
    • Cena: Pan blanco tostado.
  • Sábado:
    • Desayuno: Té verde y un poco de jamón cocido.
    • Media mañana: Caldo de arroz.
    • Comida: Pan blanco tostado con jamón york.
    • Merienda: Sémola sin fibra.
    • Cena: Crema de yogur y calabaza.
  • Domingo:
    • Desayuno: Té verde y un poco de jamón cocido.
    • Media mañana: Caldo de arroz.
    • Comida: Arroz blanco cocido.
    • Merienda: Sémola sin fibra.
    • Cena: Pan blanco con jamón york.

Alimentos recomendados y no recomendados

A continuación, te mencionamos algunos de los alimentos recomendados y algunos de los no recomendados cuando se está practicando una dieta astringente:

Alimentos recomendados

  • Yogur natural
  • Carne magra de pollo, pavo, ternera o cerdo.
  • Pescados blancos.
  • Patatas y zanahorias en forma de puré.
  • Arroz, pasta y pan blancos.
  • Manzana, plátano, limón y membrillo.
  • Los aceites y las grasas pueden ser buenos en cantidades moderadas.
  • El agua, la limonada, el suero oral, el caldo, las infusiones y el té son recomendables. Bebidas como el Aquarius también es muy positivo.

Alimentos no recomendados

  • Leche, quesos grasos.
  • Carnes con fibras o grasa y embutidos.
  • Pescados azules.
  • Col, repollo o ensalada.
  • Bollería industrial o pastelería, tampoco se recomienda la pasta integral.
  • Frutas no mencionadas explícitamente en los alimentos recomendados.
  • Frutos secos.
  • Refrescos con gas o bebidas alcohólicas.

Consejos para seguirla de forma eficaz

Aquí te detallo algunos consejos para seguir de forma eficaz la dieta astringente:

  • Ten en cuenta que, en los primeros días, cualquier alimento puede ser perjudicial. Los primeros días es mejor basar la alimentación en líquidos como el Aquarius, que aportan vitaminas.
  • A partir del segundo o tercer día, se puede iniciar la dieta astringente, con el menú mencionado.
  • A partir de la siguiente semana, se pueden incorporar nuevos alimentos (salvo que se trate del caso de un anciano, en cuyo caso, la dieta astringente debe utilizarse siempre).
  • Si se ve que se soluciona el problema estomacal, no hace falta hacer el menú completo, sino que se puede pasar a la siguiente fase directamente.

Como puedes ver, la dieta astringente es la mejor opción cuando se padece alguna dolencia estomacal, ya que permite resolver los problemas relacionados con la diarrea de una forma natural y muy cómoda.

¿Quieres saber cómo he pasado de 68 a 50 kilos sin hacer ninguna dieta?

Tengo que admitir que no soy nutricionista, pero eso no quiere decir que no sepa sobre dietas (como has podido leer). De hecho, creo que he probado más dietas que más de un nutricionista :)

Mi mayor caso de éxito fue pasar, hace muy poco tiempo, de 68 a 50 kilos tras dejarme llevar bastante. Y eso que tras quedarme embarazada mantuve bien el tipo e hice otras dietas que me iban bien.

Todo fue gracias al Plan Revolucionario, un método que me enseñó a cocinar y a comer comida de verdad, sin dietas y sin restricciones típicas.

Si quieres saber todo lo que hizo por mí este plan y mi historia personal, te invito a que la leas. ¡Te ayudará a motivarte para quitarte esos kilitos de más!

HAZ CLICK AQUÍ PARA LEER MI HISTORIA

banner

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario