Los mejores batidos para adelgazar

En esta ocasión vamos a hablar de los batidos para adelgazar, una opción que, cada vez más, se está poniendo de moda entre las personas que buscan bajar de peso y que necesitan una ayuda extra que acompañe su plan de ejercicios y su dieta.

Un breve comentario antes de empezar

Antes de empezar a hablar de qué son los batidos para adelgazar y si funcionan o no, y cuáles son los mejores, tienes que comprender que los batidos para adelgazar no obran milagros. Es decir, no vas a adelgazar por seguir con tu estilo de vida y tomar de vez en cuando un batido.

Si quieres bajar de peso a largo plazo, necesitas hacer ejercicio constante, y someterte a una dieta efectiva. En el largo plazo, esa es la única forma de conseguir resultados duraderos. Los batidos solo son un extra que puede ayudarte, pero no un sustituto.

Por ello, aunque ahora te estés interesando por los batidos de adelgazamiento, tienes que saber que nuestra recomendación es que vayas a los demás artículos de esta web, donde explicamos cómo adelgazar de forma saludable siguiendo dieta y ejercicio.

Batidos de proteínas

Los batidos de proteínas son uno de los mejores a la hora de adelgazar, porque las proteínas son el alimento que mejor contribuye a la quema de grasas. Ya sabes que las proteínas ayudan a restaurar los músculos y potencian su crecimiento.

Pero tienen algo más que hace que sean las mejores aliadas de alguien que está tratando de bajar de peso. Y es que al cuerpo no le gusta obtener energía a partir de ellas. Prefiere hacerlo de las grasas acumuladas. Así, cuando consumes proteínas, estás forzando al organismo a utilizar las grasas para funcionar, lo que conduce a que bajes de peso.

Los batidos de proteínas pueden hacerse de muy distintas formas, pero, en general, la mejor forma de lograrlo es acudiendo a una tienda especializada y comprando un tarro de polvos para hacer estos batidos.

Suelen ser caros, pero te ofrecen una cantidad suficiente para aguantar varios meses, así que, al final, no salen por un precio tan alto como puede parecer. Estos polvos, básicamente, deben mezclarse con agua o añadirlos al batido que más te guste.

Batidos para sustituir comidas

Los batidos para sustituir comidas están diseñados para que puedas tener un cálculo perfecto de qué cantidad de calorías ingieres, y con qué aportes alimenticios las ingieres. Es decir, puedes hacer un cálculo perfecto de X proteínas, Y carbohidratos y Z grasas.

Gracias a ello, tu alimentación está optimizada para seguir tu dieta, algo que no puedes hacer si te preparas los platos, porque siempre se pierde o se gana algo durante la cocción de los alimentos.

El mayor problema de estos batidos es que, en la medida en que mezclas varios alimentos para obtenerlos, no suelen tener un muy buen sabor.

Existen alternativas, como comprar sobres ya preparados que incluyen todos los nutrientes necesarios, pero, claro, suelen ser caros y, además, no todos son efectivos, porque pueden faltar minerales y vitaminas que con una alimentación normal sí puedes tener.

Batido de sandía

El batido de sandía es una opción muy interesante. No es como los batidos anteriores, que tienen propiedades adelgazantes en sí mismos, sino que podemos concebirlo como un “batido sustituyente”.

Sucede que la sandía tiene muy pocas calorías y muy pocas grasas, por lo que, si sustituyes tu cena o tu desayuno por estos batidos, te sentirás hidratada y alimentada, pero no estarás añadiendo una gran cantidad de calorías a tu organismo.

Para prepararlo, solo tienes que picar unas cuantas rodajas de sandía sin semillas, añadirle un poco de hielo, y añadir algún extra si lo estimas oportuno. Por ejemplo, un yogur 0% puede resultar interesante.

Después, lo picas todo, y vas añadiendo el hielo poco a poco, para que no solo sea un batido que te permita alimentarte sin muchas calorías, sino que, además, te permita refrescarte.

Como puedes suponer, este batido está especialmente recomendado para los veranos.

Batido de plátano

El plátano es uno de los alimentos que más te pueden ayudar a sobrellevar una dieta un poco agresiva, porque aportan mucha energía, pero las calorías que incorpora a tu organismo se queman prácticamente solas durante la digestión.

La utilización de este batido es como la del batido de sandía, como sustitutivo por las mañanas o por las noches. De esta forma, no ingieres calorías en esas horas, pero tampoco pasas hambre, lo que te facilita mucho cumplir con la dieta.

Para hacer este batido únicamente tienes que trocear el plátano y añadirlo a tu licuadora, y añadir unos cuantos cubitos de hielo para que la mezcla quede más líquida y fresca. Si todavía crees que necesita un poco más de liquidez, puedes añadir agua.

Batido tropical de piña y coco

Este batido es de lo más efectivo, y lo mejor de todo es que es muy refrescante y está muy rico, lo cual suele ser algo extraño. Normalmente, lo que te ayuda a adelgazar no suele estar muy bueno. Pero, en este caso, es diferente.

Batido de piña y jengibre

El batido tropical de piña y coco está hecho con piña natural, agua de coco, cúrcuma en polvo y estevia líquida. Todos ellos son alimentos que no engordan demasiado y que, además, son diuréticos.

¿Qué significa esto?

Que, al tomarlos, podrás beneficiarte de sus efectos diuréticos, reduciendo los líquidos que retienes, y bajando de peso en un tiempo récord. Pero, además, lo estarás haciendo sin añadir calorías, porque incluso el endulzante (la estevia) no cuenta con calorías.

Por último, también es importante señalar el hecho de que este batido cuenta con propiedades antiinflamatorias, anticancerígenas y antioxidantes. Es decir, que es la mejor opción no solo para adelgazar, sino para mantenerte saludable.

Como ves, los batidos para adelgazar son una opción de lo más interesante para acompañar tu ejercicio diario y tu dieta. Por supuesto, tomar estos batidos no va a hacer que adelgaces sin más, pero serán un compañero ideal para los platos saludables y el ejercicio.

¿Quieres saber cómo he pasado de 68 a 50 kilos sin hacer ninguna dieta?

Tengo que admitir que no soy nutricionista, pero eso no quiere decir que no sepa sobre dietas (como has podido leer). De hecho, creo que he probado más dietas que más de un nutricionista :)

Mi mayor caso de éxito fue pasar, hace muy poco tiempo, de 68 a 50 kilos tras dejarme llevar bastante. Y eso que tras quedarme embarazada mantuve bien el tipo e hice otras dietas que me iban bien.

Todo fue gracias al Plan Revolucionario, un método que me enseñó a cocinar y a comer comida de verdad, sin dietas y sin restricciones típicas.

Si quieres saber todo lo que hizo por mí este plan y mi historia personal, te invito a que la leas. ¡Te ayudará a motivarte para quitarte esos kilitos de más!

HAZ CLICK AQUÍ PARA LEER MI HISTORIA

banner

Deja un comentario