El omega 3: Beneficios, propiedades y para qué sirve

El cuerpo humano es una máquina casi perfecta, esto significa que es capaz de hacer cosas increíbles y de crear para nosotros prácticamente todo lo que podemos necesitar.

Sin embargo, también es cierto que debemos ayudarle, ya que existen ocasiones en las que el cuerpo humano no es capaz de crear una sustancia que nos puede resultar vital para poder mantener nuestras funciones vitales.

Pescado - Omega 3_opt

Este es el caso del Omega 3, una sustancia esencial ya que nuestro cuerpo es incapaz de sintetizarlo, por lo que vamos a tener que conseguirlo a través de los alimentos que consumimos.

Y precisamente debido a su gran importancia, a continuación, queremos contarte todo lo que debes saber sobre él, y entre otras muchas cosas serás capaz de aprender cuáles son los beneficios del Omega 3, sus propiedades, y por supuesto, para qué sirve.

¿Qué es el Omega 3?

Normalmente se tiende a pensar que todas las grasas que entran en nuestro cuerpo son malas y que debemos eliminarlas para poder tener una vida saludable. Sin embargo, esto sin duda es un error, ya que, de hecho, los seres humanos necesitamos la grasa para poder mantenernos activos y con buena salud.

Aunque evidentemente no todas las grasas son iguales, ni son igual de beneficiosas, por ello habrá algunas que tendremos que intentar eliminar, pero también otras que tendremos que procurar consumir con cierta frecuencia.

Para saber exactamente qué es el Omega 3, es muy importante atender a algunas de las clasificaciones que podemos hacer con este tipo de sustancias.

La más común es aquella que diferencia entre los ácidos grasos saturados e insaturados. El primer tipo es aquel que se encuentra presente en la bollería industrial o en la comida precocinada, y los cuales debes intentar eliminar totalmente de la dieta, ya que de lo contrario pueden surgir enfermedades cardiovasculares o colesterol alto.

Por otro lado, por lo tanto, encontraremos a los ácidos grasos insaturados, los cuales son mucho más beneficiosos para el cuerpo humano.

Sin embargo, esta clasificación no se queda así, puesto que podemos ir un paso más allá, ya que dentro de los ácidos grasos insaturados podemos clasificarlos en monoinsaturados y poliinsaturados.

Este segundo tipo está presente sobre todo en los alimentos derivados de la carne y en su grasa, mientras que los monoinsaturados los encontraremos en pescados o vegetales.

Por último, dentro de la clasificación de ácidos grasos monoinsaturados, tenemos al Omega 3 y al Omega 6, los cuales, como ya hemos dicho, se consideran esenciales, puesto que el cuerpo humano no es capaz de sintetizarlos por él mismo, y necesita que los ingieras a través de los alimentos que consumes a diario.

¿Para qué sirve el Omega 3?

Quizá no lo sepas, pero el Omega 3 es realmente importante en cientos de procesos que lleva a cabo nuestro organismo todos los días, sin embargo, también lo necesitamos en situaciones que nos parecen mucho más habituales, como por ejemplo dormir o ver.

Por ello a continuación queremos contarte todas las propiedades del Omega 3 que puede aportar a tu cuerpo el llevar una dieta sana en este ácido graso:

Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares

La primera consecuencia positiva de llevar una dieta rica en Omega 3 tiene que ver sin duda con nuestro sistema cardiovascular.

En primer lugar, debemos aclarar que no existen estudios concretos que demuestren que el tomar Omega 3 puede disminuir el riesgo de infarto de miocardio o infarto cerebral.

Sin embargo, sí que se ha demostrado en numerosas investigaciones que el consumir Omega 3 ayuda a minimizar alguna de las causas de estas enfermedades.

Esto significa entre otras cosas que esta sustancia va a:

Reducir la cantidad de triglicéridos en sangre; los triglicéridos es un tipo de sustancia muy asociada a problemas como el colesterol, el cual sin duda puede derivar en problemas mucho más graves, como puede ser la arterioesclerosis.

Aumentar los niveles de colesterol bueno; por otro lado, también se sabe que tomar Omega 3 es capaz de aumentar en mayor o menor medida la cantidad en sangre del colesterol bueno o HDL.

Este tipo de colesterol es capaz de arrastrar parte de la placa que se crea en las arterias y que las acaba obstruyendo, minimizando de esta manera los riesgos de una enfermedad grave del corazón.

Prevenir el taponamiento de las arterias; por ultimo también hay que decir que tomar Omega 3 se ha demostrado que es un gran aliado a la hora de prevenir el taponamiento de las arterias provocado por el colesterol.

Reducen problemas de hipertensión

La hipertensión es una enfermedad que afecta a una gran parte de la población, aunque no todos ellos han sido diagnosticados todavía. Este problema consiste en que hay una presión excesiva sobre las paredes de las arterias, algo que sin duda hay que tratar, ya que de lo contrario se puede aumentar el riesgo de infarto.

Pues bien, tras un gran número de investigaciones, también se ha determinado que consumir Omega 3 es capaz de disminuir la presión arterial en los pacientes con esta patología. Así que si sufres este problema no dudes en aumentar tu ingesta de alimentos ricos en este ácido graso, ya que seguro que te ayuda.

Diabetes

Los pacientes que sufren diabetes normalmente también presentan una alta concentración de triglicéridos en la sangre y de colesterol malo, por eso, para ellos también es muy recomendable tomar este ácido graso Omega 3.

Problemas en las articulaciones

Estos problemas sobre todo pueden aparecer en personas de edad avanzada, pero nadie está totalmente a salvo de la osteoporosis o de sufrir daños en las articulaciones.

Para intentar minimizarlos o evitarlos todo lo posible, se recomienda siempre beber una buena cantidad de calcio, el cual va a fortalecer los huesos.

Sin embargo, incluso aun siguiendo estas recomendaciones, hay muchas personas que tienen problemas como la artritis o el reuma. Para este tipo de pacientes se suele recomendar aumentar la ingesta de Omega 3 ya que se cree que estimula la creación de calcio, minimizando así el riesgo de todas estas patologías.

Inflamaciones

La inflamación podríamos decir que es un sistema de defensa que tiene nuestro organismo para protegernos cuando sufrimos algún tipo de lesión o accidente.

Sin embargo, si esta inflamación es demasiado prolongada en el tiempo, puede llegar incluso a convertirse en crónica, creando otro tipo de problemas en el cuerpo. Si se da esta situación, el Omega 3 puede ser un gran aliado, ya que combate a las sustancias que producen la inflamación.

Sueño

Varios estudios han demostrado en numerosas ocasiones que tener bajos los niveles de Omega 3 pueden provocar insomnio o trastornos del sueño, tanto en personas adultas como en niños de corta edad.

Enfermedades mentales

Se ha demostrado ya en numerosos estudios e investigaciones, que el Omega 3 es fundamental para el buen desarrollo del cerebro. De hecho, se ha observado que los pacientes con ciertas enfermedades mentales como pueden ser la demencia, el Alzheimer o la esquizofrenia, tenían una menor cantidad de Omega 3 en su organismo.

Esto no significa que, si aumentas tus niveles de este ácido graso vayas a poder eliminar totalmente el riesgo de sufrir estas enfermedades, pero sí que vas a poder tener menos posibilidades de ello.

Por ello, parece que las funciones cerebrales se mantienen en mejores condiciones o se conservan mejor en las personas que consumen alimentos ricos en Omega 3.

Embarazo

Relacionado con el apartado anterior, podemos decir que, durante el embarazo, tomar este tipo de ácido graso es realmente importante, ya que todo lo que consumas durante este periodo, le va a llegar inmediatamente al feto.

Por eso el Omega 3 es muy importante para el buen desarrollo cerebral del bebé, así que, aunque evidentemente lo consultes con tu médico, controla muy bien tus niveles de esta sustancia.

Asma

Esto tiene mucho que ver con el poder antiinflamatorio del Omega 3, ya que normalmente el ataque de asma se produce por una inflamación de los bronquios, la cual provoca que se cierren las vías respiratorias y puede obstruir e imposibilitar la respiración.

Por ello, si somos capaces de minimizar la inflamación gracias a un mayor consumo de productos con este ácido graso, ya no tendremos que preocuparnos tanto por los severos ataques de asma.

Degeneración ocular

Ya hemos comentado antes que el Omega 3 está muy presente en el cerebro y que por lo tanto tiene un papel fundamental en su buen funcionamiento, sin embargo, algo que no es tan conocido, es que también se puede encontrar en el ojo, concretamente en la retina.

Por eso, tomar este ácido graso también puede contribuir a evitar un gran número de enfermedades de los ojos, pero sobre todo la llamada degeneración macular.

Esta enfermedad es un trastorno ocular que destruye lentamente la visión, lo que dificulta la lectura y la visualización de detalles. Normalmente tan solo aparece en las personas de edad avanzada, pero si no se sigue una dieta equilibrada y sana, es probable que este tipo de patologías aparezcan antes.

Dolores menstruales

Hay muchas mujeres que sufren periodos muy dolorosos, en estos casos se suelen recomendar pastillas antiinflamatorias, pero si quieres algo más natural, se ha demostrado que el Omega 3 puede ayudar a reducir el dolor de la menstruación.

Cáncer

Como ya seguro que sabes, el cáncer es una de las peores enfermedades del siglo XXI, afecta a un gran número de personas y todavía no se conoce cómo erradicarla o controlarla.

Esta enfermedad consiste en un crecimiento anormal de las células de determinadas partes del cuerpo, lo que en algunas ocasiones puede llevar incluso a la muerte.

Hay muchos tipos diferentes de cáncer según la zona del cuerpo en la que se desarrolle, y en algunas investigaciones se ha descubierto que el consumo de Omega 3 puede reducir en gran medida el riesgo de cáncer de colon.

Se cree que también puede disminuir el riesgo de otros tipos de cáncer, pero esos son estudios en los que no se ha llegado a una conclusión certera.

¿Dónde podemos encontrar Omega 3?

Ahora que ya sabes con todo lujo de detalles los beneficios que el Omega 3 va a tener sobre tu cuerpo, seguro que también te interesa conocer aquellos alimentos en los que vas a poder encontrarlo en una mayor proporción.

dieta-alcalina-destacada

Lo más normal cuando se piensa en esta sustancia es que se vengan a la cabeza imágenes de pescados azules como pueden ser las anchoas, las sardinas o el atún, sin embargo, estos no son los únicos productos en los que lo vamos a encontrar.

Por ello, a continuación, te vamos a dar una completa lista de alimentos que lo incluyen en su composición:

  • Pescados azules: Sardinas, salmón, caballa, arenque, anchoas, rodaballo o hígado de bacalao.
  • Marisco: Gambas, mejillones, ostras, cangrejo…
  • Frutas y verduras: Lechuga, fresas, piña, col, pepino, espinaca, soja…
  • Frutos secos: Almendras, nueces…

También debes saber que, como te explicaremos a continuación, no es bueno abusar de su consumo, por ello con que tomes algunos de estos alimentos un par de veces a la semana será más que suficiente para aprovecharte de todos sus beneficios.

Por ello tampoco va a ser necesario tomar ningún tipo de suplemento de Omega 3, a no ser que tu médico te recomiende otra cosa.

Efectos secundarios y recomendaciones

Como ya hemos recalcado a lo largo de este artículo, el Omega 3 tiene un gran número de beneficios para tu salud, por eso si sufres alguno de los problemas anteriormente descritos, o simplemente quieres llevar una vida más sana, no dudes en tomar alimentos ricos en dicho ácido graso.

Sin embargo, no debemos olvidar que, a la hora de tomar cualquier tipo de alimento, siempre que hay tener unas precauciones para no comenzar a sufrir otro tipo de riesgos.

No abuses de su consumo

Por muy bueno que sea un tipo de alimento o sustancia, si abusas de ella puede incluso llegar a ser nociva, por ese motivo ten en cuenta que, aunque el Omega 3 sea bueno, tampoco es recomendable pasarse o tomar dosis demasiado altas.

Para que tengas un punto de referencia sobre esto, debes saber que la recomendación general es la de no tomar más de 3 gramos de Omega 3 al día.

Por ello intenta incluirlo en tu dieta, pero sin cometer excesos o sin introducirlo de golpe en tus hábitos alimenticios.

Posibles efectos secundarios

Como cualquier otro alimento o sustancia, el consumo de Omega 3 puede presentar algunos de los efectos secundarios que te contamos a continuación:

  • Acidez de estómago
  • Nauseas o mareos
  • Alergia
  • Gases

Como ves, ninguno de ellos es algo grave, pero sí que puede resultar algo molesto, así que si sufres cualquiera de estos problemas no dudes en consultar a tu médico para que te diga qué deberías hacer a continuación, ya que sobre todo si sufres sarpullido puede ser que tu organismo no tolere bien este ácido graso y tengas que disminuir su dosis o incluso eliminarlo de tu dieta.

Consulta siempre con tu médico

Por último, ten en cuenta que siempre, hagas el cambio que hagas en tus hábitos o en tu vida, debes consultarlo primero con tu médico, ya que incluso algo tan inocuo como el Omega 3 puede estar en conflicto con ciertos medicamentos.

Ellos son profesionales que te conocen y que te van a poder decir a la perfección si es una buena idea empezar a tomar productos ricos en Omega 3 o no, ya que, aunque es algo totalmente inofensivo, puede que en determinados momentos o situaciones no vaya sentarte bien.

Además, también van a poder hacerte un seguimiento para poder controlar y evitar los posibles efectos secundarios que te hemos descrito anteriormente. Incluso si cree que es una buena idea, con su ayuda vas a poder elaborar una completa dieta en la que incluyas alimentos ricos en Omega 3 y que seguro te ayudarán a llevar una vida mucho más sana.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario