Dieta cetogénica: Paso a Paso

La dieta cetogénica fue desarrollada a principios de los años 20 por el Doctor Wilder, quien aseguraba que se podía alcanzar un estado de cetosis similar al del ayuno en el organismo como vía para conseguir una reducción sustancial de peso.

Debes tener en cuenta que este tipo de dietas deben llevarse a cabo bajo la supervisión de un médico, puesto que se basan en la aportación insuficiente de alimentos, o en la restricción de alimentos ricos den glúcidos, lo que podría llegar a ser peligroso si se lleva a cabo sin un correcto control médico.

La dieta cetogénica para bajar peso y definir: En que consiste

Dieta cetogénica

Como hemos mencionado anteriormente, la dieta cetogénica se basa en la restricción en el consumo de los alimentos que contienen glúcidos, o en la reducción drástica del consumo de alimentos durante un tiempo determinado.

Así, las dietas cetogénicas pueden dividirse en dietas bajas en glúcidos, dietas bajas en energía (hipocalóricas) o dietas bajas en hidratos de carbono.

En este sentido, las tres dietas son efectivas, pero la que menos riesgo entraña para el paciente en el caso de que no esté acompañado de un médico especializado, es la última, la que busca reducir el consumo de hidratos de carbono.

De hecho, las dietas bajas en hidratos de carbono están a la orden del día, aunque sean presentadas con otros nombres (como la dieta paleolítica, por ejemplo).

¿Por qué es tan efectiva?

Lo cierto es que la comunidad científica muestra cierto recelo ante las dietas cetogénicas porque no se han estudiado sus efectos a largo plazo (aunque ya podrían haberlo hecho, puesto que este tipo de dietas existen desde hace ya casi 100 años).

Sin embargo, son pocos los médicos que se atrevan a decir que la dieta cetogénica no cumple su función de reducir el peso. Lo hace, y muy bien, sobre todo en los primeros seis meses de su realización. A partir de los seis meses, la reducción de peso se estabiliza y se bajan los mismos kilos que con cualquier otro tipo de dieta con una ingesta normal de carbohidratos.

No obstante, es importante señalar que, durante esos seis meses, el peso del paciente se ve reducido drásticamente, y todas las pruebas científicas y médicas realizadas a este respecto así lo han demostrado.

¿Hay algún riesgo?

Como ya hemos comentado, se desconocen los efectos a largo plazo, aunque, habida cuenta que la dieta cetogénica lleva realizándose ya casi cien años en diferentes puntos del mundo, en muchos centros hospitalarios y por gran cantidad de médicos, si se hubiesen detectado efectos dañinos a largo plazo, ya habrían sido reportados.

Riesgo de la dieta cetogénica

Es por ello que estamos en condiciones de asegurar que no existen riesgos notables. De hecho, lo que sí han demostrado varios estudios científicos y médicos es que las dietas cetogénicas contribuyen positivamente a reducir el riesgo de sufrir diferentes tipos de enfermedades, por lo que no solo estarás reduciendo tu peso, sino que estarás mejorando tu salud.

Igualmente, los mayores inconvenientes que alberga la dieta cetogénica son que, por un lado, solo se recomienda a personas que una obesidad ya avanzada, y bajo estricta vigilancia de un nutricionista (algo que debería hacerse con todas las dietas, por otro lado).

De hecho, se han reportado desmayos y algunos otros problemas por excederse en los plazos recomendables de esta dieta, por lo que es algo con lo que hay que tener cuidado. Repetimos, ten siempre supervisión de un profesional.

Alimentos permitidos en la dieta cetogénica

Uno de los mayores problemas a la hora de llevar a cabo y seguir una dieta, es que en algunas de ellas no se permiten comer demasiados alimentos, lo cual hace que sea bastante más difícil cumplir con los objetivos marcados.

Por ello, es muy importante conocer desde el primer momento cuáles son los productos que sí vas a poder comer, de ese modo será algo mucho más sencillo el hacerse un menú semanal en el que ya sepas de antemano las recetas que vas a ir tomando.

A continuación, te damos una lista de todos los alimentos que puedes comer con total tranquilidad mientras estés llevando a cabo esta dieta cetogénica:

  • Pescados
  • Marisco
  • Carnes, de cualquier tipo, ya sea roja, pollo, pavo…
  • Huevos
  • Leche y sus derivados
  • Frutos secos y semillas
  • Aceites vegetales, de aceite, de coco…
  • Verduras, tan solo las que tengan color verde y tomates
  • Aguacates, es la única fruta que se puede comer durante esta dieta, ya que tiene un alto contenido en grasas vegetales

Alimentos prohibidos en la dieta cetogénica

Como en cualquier otra dieta, hay determinados alimentos que debemos dejar de comer de forma inmediata si quieres que realmente los efectos de tu esfuerzo se vean recompensados, y puedas tener la satisfacción de ver resultados cuanto antes.

A continuación, te vamos a dar una lista completa en la que te vamos a indicar todos aquellos alimentos prohibidos en la dieta cetogénica:

  • Cereales, en cereales incluimos todo tipo de pan
  • Frutas
  • Legumbres
  • Bollería
  • Grasas procesadas
  • Alcohol
  • Productos ricos en azúcar
  • En general, hidratos de carbono

Ventajas de la dieta cetogénica

Por supuesto, no todas las dietas son iguales, cada una nos puede aportar unos beneficios diferentes, así que para saber si un plan de dieta se adapta a tus necesidades o a tus preferencias, seguro que te gustaría saber todas las ventajas que la dieta cetogénica puede aportar a tu organismo:

Ayuda a perder peso

Evidentemente, la principal ventaja de esta dieta es que va a ayudar a perder peso, ya que este es uno de los principales motivos para empezar una dieta, aunque desde luego, no el único.

Debido al tipo de alimentos que vas a poder tomar durante la dieta cetogénica, como por ejemplo pescados, verduras, huevos… y, en definitiva, al eliminar todo lo posible el azúcar y los hidratos de carbono de tu dieta, te va a resultar mucho más sencillo perder peso.

No hay sensación de hambre

En segundo lugar, otra de las mayores ventajas de la dieta cetogénica, es que cuando la haces, no hay realmente una sensación de hambre como ocurre con otras. En este caso, el cuerpo no va a sentir esa sensación ya que realmente el cuerpo no va a estar falto de nutrientes, simplemente comenzará a digerir las grasas.

Además, no solo eso, y es que, al llevar a cabo una digestión más lenta y pausada, y al evitar la sensación de hambre, también vas a minimizar el riesgo de sufrir problemas nerviosos muy asociados a los regímenes de adelgazamiento, como pueden ser los nervios o la ansiedad.

Rápida pérdida de volumen

En muchas dietas ocurre que, aunque pierdas peso, se tarda más tiempo en comenzar a notar la pérdida de volumen, lo cual para mucha gente es lo fundamental, perder centímetros de cintura o de grasa abdominal.

Esta dieta es perfecta para ello puesto que lo que hace el cuerpo al entrar en cetosis es empezar a “comerse” la grasa acumulada en esas zonas de reserva.

De ese modo, aunque quizá la pérdida de peso sea algo más lenta, la pérdida de volumen se va a comenzar a notar desde el primer día que entres en estado de cetosis, algo que la hace tremendamente efectiva.

Reducción del colesterol

Y, por último, desde luego la reducción del colesterol, ya que, al hacer desaparecer la grasa poco a poco, también va a contribuir a que haya una menor cantidad de colesterol en la sangre.

Ejemplo de menú de la dieta cetogénica

dieta-cetogenica-destacada

Una de las herramientas más útiles cuando se quiere llevar a cabo una dieta de cualquier tipo, es poder contar con un buen menú, en el que se puedan ver algunas recetas deliciosas y sanas para incluir en la rutina. Un ejemplo de menú de la dieta cetogénica sería algo parecido al siguiente que hemos elaborado de 4 días:

Día 1

Desayuno

  • Tortilla francesa
  • 30 gramos de Bacon a la plancha
  • Té sin azúcar

Almuerzo

  • Lata pequeña de atún en aceite de oliva

Comida

  • Ensalada de lechuga, cebolla y tomate con aceite de oliva
  • 2 pechugas de pollo a la plancha
  • Yogurt natural

Merienda

  • Puñado de frutos secos

Cena

  • Lubina en salsa de almejas
  • Una porción de queso

Día 2

Desayuno

  • Vaso de leche entera
  • Dos salchichas
  • Porción de queso

Almuerzo

  • Puñado de frutos secos

Comida

  • Salteado de pollo con brócoli
  • Yogur natural

Merienda

  • Un puñado de aceitunas

Cena

  • Sopa de pescado con huevos escalfados
  • Yogur natural

Día 3

Desayuno

  • Huevos revueltos con jamón y queso
  • Té verde sin azúcar

Almuerzo

  • Aguacate con aceite de oliva y pimienta

Comida

  • Ensalada de espinacas con frutos secos
  • Ternera a la plancha
  • Gelatina

Merienda

  • Unas rodajas de jamón de pavo

Cena

  • Ensalada de tomate, lechuga, atún y cebolla
  • Yogurt natural

Recetas para la dieta cetogénica

Por último, te dejamos con 4 recetas perfectas para preparar mientras sigues la dieta cetogénica.

Lubina en salsa de almejas

Lubina en salsa de almejas

Este plato es tremendamente sano y delicioso, está elaborado a base de pescado y marisco por lo que es perfecta para tomar en cualquier momento, ya sea para comer o para cenar:

Duración: 20 minutos
Comensales: 2 personas
Dificultad: Fácil

Ingredientes para preparar la lubina en salsa de almejas

Los ingredientes que vas a necesitar para preparar esta receta son:

  • 2 filetes de lubina
  • 400 gramos de almejas
  • Media cebolla
  • 2 ajos
  • Medio vaso de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil fresco
  • 1 cayena

Cómo preparar la receta de lubina en salsa de almejas

  1. Se pelan y se cortan a trozos pequeños la cebolla y los ajos.
  2. En una sartén con aceite de oliva se pochan hasta que estén un poco dorados.
  3. Agregamos el vaso de agua y las almejas a esa misma sartén, y mantenemos ahí hasta que se abran todas.
  4. Reservamos la salsa.
  5. En otro recipiente, salpimentamos la lubina al gusto, añadimos el perejil y la cayena.
  6. En una sartén sin aceite, cocinamos los filetes a la plancha hasta que estén bien hechos por los dos lados.
  7. En una fuente, colocamos la lubina y vertemos la salsa por encima.

Consejos para la receta de lubina

Por último, te damos unos consejos para que siempre triunfes con esta receta:

  • Lo mejor es siempre que la lubina esté lo más fresca posible, ya que de lo contrario puede que se deshaga cuando la estés cocinando.
  • No pasa nada porque no se abran todas las almejas, pero aquellas que no se abran, no intentes hacerlo tú por la fuerza, ya que, si no se abre por sí sola, significará que estaba en mal estado.

Sopa de pescado con huevos escalfados

Sopa de pescado con huevos escalfados

El pescado es algo que no le gusta a todo el mundo, sin embargo, si lo acompañas de los ingredientes adecuados, puedes hacer que se transforme en el plato preferido de todo el mundo:

Duración: 30 minutos
Comensales: 4 personas
Dificultad: Fácil

Ingredientes para elaborar la sopa de pescado con huevos escalfados

Los ingredientes que vas a necesitar para poder preparar esta deliciosa receta son los siguientes:

  • Cabeza de merluza
  • Puerro
  • Cebolla
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Gambas cocidas
  • Ajo
  • Pimentón
  • 4 Huevos

Cómo preparar la receta de sopa de pescado con huevos escalfados

A continuación, te explicamos paso a paso cómo prepararlo:

  1. En primer lugar, para preparar el caldo de pescado, en una olla con agua coloca la cabeza de merluza, el puerro, la cebolla, el perejil, sal, y un poco de aceite de oliva, y deja cocer durante al menos 20 minutos.
  2. Cuela bien el caldo para eliminar cualquier resto que haya podido quedar y reserva.
  3. En otra olla, colocar el caldo de nuevo, agregar las gambas cocidas y la carne que hayas podido sacar de la cabeza de la merluza y poner a hervir.
  4. En una sartén aparte sofríe un poco los ajos y cuando estén listos añádelos a la sopa.
  5. Escalfar los huevos en la misma olla de la sopa.

Consejos para preparar sopa de pescado con huevos escalfados

Por último, también nos parece útil que conozcas algunos trucos para que tu receta de sopa de pescado con huevos escalfados quede perfecta:

  • Nosotros en este caso hemos utilizado merluza, sin embargo, el caldo de pescado se puede hacer con muchos otros ingredientes, puede ser con la raspa, con la piel, etcétera. Y tampoco es necesario que sea de merluza, puedes utilizar cualquier otro pescado que tengas a mano.
  • En lugar de gambas, también puedes utilizar cualquier otro marisco que te venga bien, ya que lo importante es que tenga un intenso sabor a pescado.
  • Los huevos escalfados quedan muy bien con el caldo de pescado, pero si no quieres prepararlos de esta manera, también puedes utilizar huevo duro, o incluso huevos fritos, ya que también va a quedar delicioso.

Salteado de pollo con brócoli

brocoli-salteado

La pechuga de pollo es un alimento muy versátil, porque con él puedes elaborar todo tipo de recetas diferentes, como por ejemplo la que te traemos hoy, perfecta para seguir la dieta cetogénica y perder el peso deseado:

Duración: 30 minutos
Comensales: 2 personas
Dificultad: Fácil

Ingredientes para el salteado de pollo con brócoli

Los ingredientes que vas a necesitar para preparar el salteado de pollo con brócoli son los siguientes:

  • 200 gramos de brócoli
  • 4 filetes de pechuga de pollo
  • 2 dientes de ajo
  • Salsa de soja ligera
  • Semillas de sésamo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Cómo elaborar el salteado de pollo con brócoli

Estos son los pasos que debes seguir para elaborar esta deliciosa receta:

  1. En primer lugar, cocer en una olla con agua y sal el brócoli, hasta que quede en su punto.
  2. En una sartén aparte, salpimentar las pechugas y freírlas con un poco de aceite de oliva hasta que tengan un tono dorado.
  3. Añadir el ajo, previamente pelado y picado en la sartén y dejar que se dore un poco y se integre con las pechugas.
  4. Escurrir el brócoli y añadirlo a la sartén.
  5. Saltear durante unos minutos y agregar una cucharada de la salsa de soja ligera.
  6. Por último, espolvorea sobre las pechugas las semillas de sésamo.

Consejos para realizar el salteado de pollo con brócoli

Por último, queremos que conozcas algunos trucos para que tu receta quede perfecta:

  • El brócoli tiene diferentes puntos de cocción según la receta en la que lo quieras añadir. En este caso lo mejor es que esté algo crujiente, al igual que en las ensaladas. Sin embargo, si tú personalmente prefieres que esté más hecho, no pasa nada ya que el sabor que le da a esta receta es increíble.
  • La salsa de soja le da muy buen sabor a este plato y combina perfectamente con el pollo, el brócoli y el sésamo, sin embargo, si quieres que sea un plato todavía más ligero, puedes sustituir la salsa de soja por un poco de zumo de limón, también de esta manera te va a encantar.

Conclusión

Como ves, la dieta cetogénica, aunque puede llegar a ser peligrosa si no se realiza adecuadamente y sin el correcto seguimiento de un médico especializado, lo cierto es que tiene unos resultados asombrosos. Tanto es así, que es una de las dietas recomendadas para pacientes que padecen obesidad mórbida… ¡Si con ellos funciona, contigo también lo hará!

¿Quieres saber cómo he pasado de 68 a 50 kilos sin hacer ninguna dieta?

Tengo que admitir que no soy nutricionista, pero eso no quiere decir que no sepa sobre dietas (como has podido leer). De hecho, creo que he probado más dietas que más de un nutricionista :)

Mi mayor caso de éxito fue pasar, hace muy poco tiempo, de 68 a 50 kilos tras dejarme llevar bastante. Y eso que tras quedarme embarazada mantuve bien el tipo e hice otras dietas que me iban bien.

Todo fue gracias al Plan Revolucionario, un método que me enseñó a cocinar y a comer comida de verdad, sin dietas y sin restricciones típicas.

Si quieres saber todo lo que hizo por mí este plan y mi historia personal, te invito a que la leas. ¡Te ayudará a motivarte para quitarte esos kilitos de más!

HAZ CLICK AQUÍ PARA LEER MI HISTORIA

banner

Vídeo sobre la dieta cetogénica

Ya para terminar, os dejamos con un vídeo sobre el tema para que puedas afianzar tus conocimientos.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, promedio: 2,88 de 5)
Cargando…

Deja un comentario