Cómo adelgazar comiendo de todo

Uno de los grandes problemas de las dietas de hoy en día, es que por norma general son muy restrictivas, tanto en cantidad de alimentos, como en diversidad de alimentos.

Esto es un gran problema no alimentariamente, ya que la gran mayoría suelen ser bastante equilibradas, pero sí que son un problema en cuanto al número de abandonos por parte de la gente que las sigue.

dieta-para-engordar-destacada

Sin embargo, si haces una dieta en la que consigues adelgazar comiendo de todo, es mucho más sencillo que la sigas, y por lo tanto es mucho más complejo el que llegue el momento en el que la abandones y vuelvas a comer de manera descontrolada.

¿En qué consiste una dieta en la puedas comer de todo?

En este tipo de dietas, no significa que puedas atiborrarte de comida en cualquier momento y que puedas comer todo lo que quieras bajo cualquier concepto.

Si fuera así, no conseguirías perder nada de peso, y lo que queremos es conseguir adelgazar comiendo.

La base de esta dieta consiste en que no nos creemos ansiedad por los alimentos, en que no nos sintamos haciendo una dieta, y que, por el contrario, estemos a gusto comiendo lo que comemos.

Para poder conseguir peso comiendo de todo, lo que tendremos que hacer es cambiar nuestros hábitos alimenticios, es decir, intentar comer de manera diferente aunque comamos de todo.

Alimentos a reducir de nuestra dieta

Sin lugar a dudas, tendremos que reducir el volumen de algunos alimentos como son por ejemplo los carbohidratos y las grasas.

Todo lo que contenga carbohidratos como pueden ser los arroces y las pastas, habrá que eliminarlos en la medida de lo posible de nuestra dieta, y con eliminarlos nos referimos a reducir su consumo, no a que no los comamos nunca.

Del mismo modo pasará con las grasas, habrá que reducir la ingesta de carnes grasas para evitar el engorde.

Si reducimos estos dos grupos de alimentos, conseguiremos reducir en gran medida el aporte calórico que nos hace acumular grasa en nuestro cuerpo, y por lo tanto conseguiremos bajar de peso.

Obviamente, como lo que no queremos es pasar hambre, tendremos que sustituir esas cantidades de alimentos, por otro tipo de alimentos que no nos hagan engordar.

Alimentos de sustitución

Los alimentos que mejor nos funcionarán en este tipo de dietas, son los alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas como pueden ser la carne de pollo, de pavo y en menor medida las carnes magras como la ternera.

Es recomendable del mismo modo, ingerir otro tipo de alimentos que nos aporten fibra y otros nutrientes, y eso lo harán los vegetales y legumbres que añadamos a nuestra dieta.

En cuanto a vegetales no hay ningún problema en cantidades, ya que estos no van a hacer que engordemos. Sin embargo, las legumbres sí que tendremos que limitarlas más y tan solo comer un par de veces a la semana y en poca cantidad, ya que las legumbres sí que son ricas en carbohidratos.

¿Cuántas veces debemos de comer al día?

Uno de los secretos de estas dietas en las cuales puedes perder peso comiendo, está en que no se comen cantidades muy grandes de comida en cada ingesta, si no que se hacen más comidas a lo largo del día.

¿Por qué? Porque si comemos más veces, pero menos cantidad, las calorías que ingiramos serán para gastarlas y no para acumularlas en forma de grasa en nuestro cuerpo.

De este modo, para estas dietas se recomienda comer por lo menos cinco veces al día. Hacer desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

La cantidad de alimento a ingerir, tiene que ir reduciéndose en función de lo más cercana que esté a la noche la ingesta que nos toque.

Cuando nos vamos acercando a la noche y vamos reduciendo nuestro ritmo de actividad, el gasto de energía va siendo inferior, y por lo tanto necesitamos una menor ingesta de alimentos. Esto será otra de las claves que nos ayudará a perder peso sin dejar de comer.

Días de excesos

A pesar de ser una dieta que podemos llevar bastante bien y que no supone ningún problema a la hora de ansiedades y similares, sí que es verdad que en alguna ocasión podemos cometer algún exceso extra.

Por ejemplo, un día a la semana, o un día cada quince días que quieras salir a comer fuera. Por eso no habrá ningún problema, y no tendrás que privarte, ya que, de lo contrario, estaríamos aumentando el problema de los abandonos de dieta por cansancio de la misma.

Lo que tendremos que hacer en estos casos, es contrarrestar ese día de excesos, con un par de días de menor ingesta de grasas y carbohidratos. Es decir, tú mismo serás el que regularás tu dieta.

Soy Marina Sanz y soy nutricionista profesional. Estoy aquí para ayudarte a entender cómo funcionan los alimentos en tu cuerpo. Cuáles son los más adecuados y cuáles debes eliminar de tu dieta.Aprende a comer de manera correcta, adelgazando y sin poner en riesgo tu salud.

Déjame ayudarte; porque yo también viví la experiencia de hacer dietas imposibles, pasando mucha hambre y sin ningún resultado.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario