Cómo adelgazar en una semana

¿Te preguntas cómo adelgazar en una semana? ¿Tienes alguna cita o evento y quieres aparecer con un cuerpo de diez? Tranquila. Te vamos a mostrar algunas claves que te permitirán lograrlo con relativa facilidad, aunque no de forma definitiva.

Reduce el consumo de carbohidratos

Para entender este punto, debes comprender que el cuerpo encuentra mucha más facilidad en romper las grasas y los carbohidratos que las proteínas para obtener la energía que necesita para funcionar.

En este sentido, primero obtiene la energía de las grasas recién ingeridas, después de los carbohidratos ingeridos, después de las grasas acumuladas (los carbohidratos que se acumulan se convierten en grasas), y, por último, de las proteínas consumidas.

Así, mientras más proteínas consumas, más se dedicará el cuerpo a quemar la grasa que tienes acumulada para conseguir la energía que necesita para funcionar. Es por ello que la mayor parte de dietas incorporan alto contenido en alimentos con proteínas.

Ahora bien, existe una segunda razón para hacerlo. Y es que, además de ayudarte a eliminar la grasa, te permitirá obtener más masa muscular y más tonificada, lo cual es un complemento perfecto al hecho de adelgazar.

Una última cosa: Al incrementar el consumo de calorías en tu dieta, puedes consumir tantas como quieras. Es decir, siempre que lo que consumas sean proteínas, la cantidad que ingieras no importa, porque apenas tiene incidencia en la ganancia de peso.

Practica el semiayuno nocturno

El semiayuno nocturno también requiere una breve explicación para comprender su efectividad. Lo primero que hay que explicar es que el semiayuno nocturno consiste en no comer entre las 7 de la tarde y las 7 de la noche, por ejemplo.

Ahora bien, ¿por qué hacerlo?

Es muy sencillo: Necesitas comer para dar energía a tu cuerpo, y que éste pueda obtenerla a través de los alimentos que has ido añadiendo a tu cuerpo. Los alimentos son el combustible del cuerpo.

El problema está en que aquellos alimentos que se consumen, pero no se queman para obtener energía, se quedan almacenados en el organismo para utilizarlos en el futuro (aunque nunca vaya a ser necesario, es una cuestión evolutiva -en el pasado nos era útil).

Y, como puedes suponer, los alimentos que se consumen por la noche, no se van a quemar, porque, por la noche, lo que haces es dormir, no hacer ejercicio ni ninguna actividad que requiera energía.

Es por ello que los nutricionistas recomiendan cenas ligeras. Pero, como tú quieres adelgazar en menos tiempo, digamos, 5 kilos en una semana, tendrás que ser un poco más radical, y practicar el semiayuno nocturno.

No te preocupes, no es peligroso si lo realizas durante un tiempo limitado. Y, para saciar el hambre, solo necesitas tomar un poco de salvado de avena.

Dedica un día al ayuno completo

En el caso de que quieras conseguir resultados más importantes, necesitarás ser un poco más radical. Por ejemplo, si te preguntas cómo perder peso en una semana (10 kilos, digamos), es inevitable que lleves a cabo un día de ayuno.

El ayuno es una práctica más saludable de lo que crees. De hecho, hay casos registrados de pacientes con obesidad que lo han practicado hasta durante 1 año completo, y bajo control médico.

El ayuno, el mayor problema que tiene, es que genera hambre, y eso es muy incómodo, pero, en temas de salud, no es peligroso si se realiza de forma ocasional y se padece un poco de sobrepeso.

Lo único que sucederá es que el cuerpo obtendrá su energía de las grasas que tienes acumuladas.

Por supuesto, puede que haya algún mareo ocasional, porque tu cuerpo no está acostumbrado a ello. Pero si vas a estar en casa, relajada y tranquila, no deberías tener ningún problema para realizarlo.

Aumenta el consumo de diuréticos días antes del evento

Por último, para adelgazar en una semana 3 kilos o más, es recomendable que dediques lo últimos días al consumo de diuréticos. Hay muchas dietas que se basan en este tipo de alimentos, como la de la piña o la de la alcachofa.

Dieta de la piña

La ventaja de estos alimentos es que permiten eliminar el exceso de líquidos del cuerpo, con lo que se puede conseguir una reducción de 2 kilos al día sin ninguna dificultad.

Por supuesto, tiene su lado negativo, y es que, una vez retomes tu alimentación normal, ese peso volverá, porque no es fruto del genuino esfuerzo, ni de una dieta y del ejercicio. En cierto sentido, es un truquillo para conseguir engañar a los que asistan al evento.

Pero, si lo que necesitas es estar de diez para ese evento, y no te importa recuperar el peso posteriormente, es una buena opción.

¿Y cómo lo organizo todo?

Te voy a aportar la solución más radical, para adelgazar 10 kilos en una semana. Si tu objetivo es menor, puedes adoptar un plan menos radical:

Durante toda la semana vas a reducir notablemente el consumo de carbohidratos y grasas, y vas a potenciar el consumo de proteínas. Asimismo, hasta el cuarto día, vas a practicar el ayuno nocturno.

En el segundo día vas a practicar el ayuno completo, y recuperarás la comida “habitual” (habitual para esa semana) a partir de la mañana siguiente, pudiendo comer tanto como quieras siempre que sean proteínas.

Por último, en el cuarto día, cesarás el ayuno nocturno, pero iniciarás una dieta rica en diuréticos, para deshinchar tu cuerpo de líquidos, y conseguir un adelgazamiento radical, aunque sea durante un tiempo breve.

Con ello, como te digo, podrás adelgazar hasta 10 kilos en una semana, y presentarte perfecta al evento al que tienes que asistir. Eso sí, recuerda que, posteriormente, recuperarás gran parte del peso. A largo plazo, necesitas dieta y ejercicio. No hay milagros en la dieta.

Como puedes ver, la respuesta a cómo adelgazar en una semana no podía ser sencilla. No hay magia en estos temas. El esfuerzo, la dedicación y la fuerza de voluntad son claves para conseguir los mejores resultados. ¿Tienes tú esas tres características?

¿Quieres saber cómo he pasado de 68 a 50 kilos sin hacer ninguna dieta?

Tengo que admitir que no soy nutricionista, pero eso no quiere decir que no sepa sobre dietas (como has podido leer). De hecho, creo que he probado más dietas que más de un nutricionista :)

Mi mayor caso de éxito fue pasar, hace muy poco tiempo, de 68 a 50 kilos tras dejarme llevar bastante. Y eso que tras quedarme embarazada mantuve bien el tipo e hice otras dietas que me iban bien.

Todo fue gracias al Plan Revolucionario, un método que me enseñó a cocinar y a comer comida de verdad, sin dietas y sin restricciones típicas.

Si quieres saber todo lo que hizo por mí este plan y mi historia personal, te invito a que la leas. ¡Te ayudará a motivarte para quitarte esos kilitos de más!

HAZ CLICK AQUÍ PARA LEER MI HISTORIA

banner

Deja un comentario