Cómo eliminar la grasa abdominal fácilmente

Normalmente las personas, en función de nuestra genética engordamos de manera más o menos homogénea, es decir, la grasa que vamos ganando se reparte por diferentes zonas del cuerpo.

Aunque esto no siempre es así, ya que hay que reconocer que hay algunos lugares del cuerpo que tienden a engordar más que otros, como ocurre en el caso del abdomen. Los conocidos y temidos michelines pueden aparecer en cualquier momento, cuando menos te lo esperas, y aunque aparezcan de forma fácil, eliminarlos puede ser una tarea titánica.

dietas-sanas

Por eso en el artículo de hoy queremos contarte un poco más acerca de este problema, no solo las causas que pueden causar un aumento de volumen en la zona abdominal si no también algunas formas sencillas de eliminarlo fácilmente.

Causas de la aparición de grasa abdominal

Desde luego no hay solamente una causa que pueda hacer aparecer la temida grasa abdominal, sino que hay una serie de factores muy variados, algunos de ellos genéticos, que por desgracia van a complicar el intento de eliminar poco a poco dicha acumulación.

Cambios hormonales

Una de las principales causas que pueden hacer que se vaya acumulando grasa en esta zona, son los cambios hormonales, a lo largo de la vida tienen lugar situaciones que pueden tener como efecto un cambio en las hormonas, el cual a su vez puede provocar este tipo de problemas.

Aunque hay circunstancias concretas que pueden forzar estos cambios en las hormonas como por ejemplo el estrés, o incluso no dormir lo suficiente.

Vida sedentaria

También tener una vida sedentaria es causa suficiente para que la grasa se vaya acumulando en la zona abdominal, por eso es importante intentar ser activo, no es necesario hacer sesiones de ejercicio demasiado exigentes, tan solo con realizar deporte moderado dos o tres días a la semana es suficiente.

Mala alimentación

La mala alimentación nunca va a traer nada positivo a tu vida, todo lo contrario, y es que somos lo que comemos. Por ello, intenta siempre fijarte en las etiquetas y valores nutricionales, puesto que te van a revelar mucha informacion relevante.

Genética

Como ya hemos comentado, la genética también es un factor decisivo a la hora de sufrir este tipo de problemas con la grasa. Ojalá no fuera así, pero lo cierto es que, si tus padres tienden a acumular toda la grasa en una zona en concreto, lo más seguro es que a ti te vaya a pasar lo mismo.

Desde luego esto no es una ciencia exacta, pero este tipo de cosas no suelen fallar, al igual que pasa con la densidad capilar, la forma del cuerpo también suele ser muy similar a la de los progenitores, y esto es algo realmente complicado de cambiar.

Consumo de medicamentos y abuso de alcohol

Esto tiene un doble peligro puesto que, además de engordarte por culpa de las calorías vacías del alcohol, o de la composición de ciertos tratamientos médicos, abusar de estas dos sustancias puede hacer que tu hígado se vea dañado.

Si esto ocurre, en un gran número de ocasiones puede comenzar a hincharse, por lo que, aunque no sea grasa abdominal propiamente dicha, sí que es muy posible que tu estómago comience a verse mucho más hinchado y voluminoso.

¿Cómo eliminar la grasa abdominal?

Tras conocer todas las posibles causas de este problema, se hace imprescindible contarte también las mejores maneras, así como las más sencillas, de ir eliminando poco a poco esta grasa.

Primero te queremos avisar de que es imposible asegurarte al 100% que vaya a funcionar puesto que va a ser una tarea de lo más complicada. Pero si tienes interés y le pones todo tu esfuerzo y tus ganas, estamos seguros de que podrás lograrlo.

Cuida tu cuerpo

Parece algo obvio, sin embargo, no lo es ya que a diario castigamos a nuestro cuerpo sin ni si quiera ser conscientes de ello, hay cosas que vemos más obvias como beber agua, comer o respirar, pero otras parece que nos pasan más desapercibidas.

Hábitos como fumar por ejemplo pueden estar haciendo mucho daño a tu cuerpo sin que ni si quiera te des cuenta, porque esto por ejemplo no solo va a dañar lo que ya sabes, como por ejemplo los pulmones, si no que todo afecta a la hora de lograr nuestros objetivos.

El cuerpo humano es un organismo que funciona encajando muchas piezas, y si alguna de ellas falla, puede que todo lo demás se vea afectado y deje de hacer su función de forma tan eficiente.

Por ello cuida todo tu cuerpo y no pienses que hay cosas o actuaciones que no afectan, puesto que hasta los hábitos más pequeños van a tener influencia sobre el resto de tu organismo, e incluso sobre la grasa abdominal que quieres hacer desaparecer.

Esto puede ser algo complicado de conseguir, y sobre todo si has estado acostumbrado a no preocuparte demasiado por ti mismo, desde luego no tienes que hacerlo de un día para otro ya que sería imposible, pero intenta ir poco a poco acercándote a una vida un poco más sana y mejor para ti mismo.

Mejora tu alimentación

Es obvio que también tienes que mejorar tu alimentación para poder plantearte ir disminuyendo la grasa de tu abdomen.

Esto no solo significa que tienes que dejar de comer alimentos con mucha grasa o con mucho azúcar, sino que también quiere decir que debes proponerte seguir una dieta para adelgazar barriga más equilibrada y variada.

De hecho, pasar hambre es algo muy negativo porque tu cuerpo creerá que no tienes disponibles alimentos y por lo tanto empezará a acumular reservas para no quedarse nunca con hambre. Por ese motivo muchas veces las dietas estrictas de adelgazamiento no funcionan, y es que en el momento en el que algo de comida entra en el cuerpo, acumularás toda la grasa.

Y mantener una dieta equilibrada es sin duda la clave, tienes que intentar comer de todo sin saltarte ningún grupo de alimentos, una buena práctica para conseguirlo es que todas las semanas te prepares un menú semanal con comidas sanas y variadas que te gusten.

De ese modo luego ya solo te quedará la tarea de cocinar eso que tenías apuntado y habrás dado un paso enorme hacia una vida de mayor calidad.

Bebe mucha agua

Cuando el cuerpo se encuentra deshidratado, o tiene poca agua disponible empieza a mandarle al cerebro señales de todo tipo.

Esto se debe a que cuando hay signos de deshidratación, nos sentimos más cansados y sin energía, algo tremendamente negativo puesto que, en ese momento, el cerebro va a querer consumir algo energético, algo que le haga volver a ponerse en marcha.

Dichos alimentos energéticos son los causantes de que se vayan acumulando kilos poco a poco en el vientre y abdomen, nos referimos sobre todo a alimentos con mucho azúcar o con una gran cantidad de grasas.

Por eso intenta siempre tener a mano una botella llena de agua. Los médicos normalmente recomiendan consumir dos litros de este líquido al día, aunque esta afirmación se podría matizar bastante.

Y es que no existen realmente estudios que aseguren que esa es la cantidad idónea de agua a beber cada día. Por eso, lo mejor es que hagas caso a tu cuerpo, puesto que es el único que te puede decir aquello que necesitas.

Así que simplemente sigue este consejo, si tienes sed bebe agua, pero nunca estés demasiado tiempo sin hacerlo puesto que es en esos momentos cuando tu volumen va a comenzar a crecer y a crecer sin control.

Haz ejercicio de diferente intensidad

Que hay que hacer ejercicio para que te sientas más sano, es algo obvio. De hecho, los dos pilares fundamentales para cualquier vida sana y de calidad, es tener una buena alimentación y seguir una rutina de ejercicios.

Sin embargo, sabemos que no todo el mundo puede hacerlo, por muy diversos motivos, hay quien no se siente capaz de hacerlo porque su cuerpo directamente no da para más, o hay personas que simplemente no tienen tiempo material para ponerse a hacer ejercicio o para ir al gimnasio.

Pero esto no es necesario, no tienes que hacer ejercicio todos los días, ni tampoco tiene que ser un ejercicio que realices durante horas, ya que hay algunos trucos que te pueden ayudar a perder esos kilos de más sin pegarte todo el día intentándolo.

Por ello el mejor consejo que te podemos dar, es que vayas alternando ejercicios de diferente intensidad, puesto que con este truco lo que consigues es que la pérdida de calorías se mantenga mucho más en el tiempo.

Por ejemplo, si tienes una bicicleta estática, una buena práctica es la siguiente, que comiences poco a poco a una velocidad moderada, y te mantengas así durante unos 10 minutos, tras eso, aumenta la velocidad todo lo posible durante tan solo un par de minutos.

Si alternas esto dos o tres veces, vas a conseguir estar prácticamente durante todo el día perdiendo calorías, y sin haber perdido toda la mañana.

No te saltes ninguna comida

Uno de los mayores errores que se cometen cuando se quiere perder kilos, o grasa abdominal como ocurre en este caso, es intentar eliminar comidas, es decir, dejar solamente la comida o la cena.

Creemos que de este modo estamos introduciendo en el cuerpo un menor número de calorías, cuando lo único que estás haciendo es que tu cuerpo pase hambre y se vea necesitado de acumular cada vez que ingieres algún tipo de alimento.

Por ello esto es un error, lo mejor que puedes hacer es comer 5 o incluso 6 veces al día, pero eso sí, cantidades muy pequeñas de alimentos que no te vayan a aportar calorías ni grasa, como por ejemplo una pieza de fruta o algo de verdura. Así tu cuerpo no va a sentir hambre, y por lo tanto no verá necesario tener reservas de grasa en tu abdomen.

Toma alimentos con vitamina C

Otro truco muy sencillo para conseguir eliminar la grasa abdominal es tomar más vitamina C. Normalmente se piensa que esta vitamina tan solo tiene que ver con los resfriados o con tener un sistema inmune más sano, pero los beneficios de la vitamina C van mucho más allá.

Para que entiendas por qué es importante tomar esta vitamina, te contamos que el cuerpo puede fabricar una molécula fundamental para la quema de grasa, a partir de la vitamina C que consumimos a través de los alimentos.

Por ello, no dudes en incluir en tu dieta piezas de fruta que tengan un alto contenido en esta vitamina, como por ejemplo la naranja, el kiwi o las fresas.

Consume alimentos que te ayuden a quemar grasa

Además de tener una dieta lo más variada y equilibrada posible, y de incluir en tu dieta alimentos que tengan un alto contenido en vitamina C, todavía hay más trucos que puedes poner en marcha para conseguir tener una vida libre de michelines y de grasa abdominal.

Nos referimos por ejemplo a que consumas un mayor número de productos quema grasa, pero no nos referimos a suplementos o a pastillas que supuestamente consiguen este efecto, no, nos referimos a alimentos totalmente naturales que tienen entre sus beneficios el poder de acelerar el metabolismo o de quemar parte de la grasa que tenemos almacenada.

Algunos de ellos pueden ser los frutos secos o la avena.

Camina a diario

Por último, queremos darte uno de los mejores consejos que vas a poder escuchar, y es el de que debes caminar a diario.

Caminar a diario

Como ya hemos comentado, sabemos que no todo el mundo tiene la misma disponibilidad de tiempo, pero se pueden hacer pequeños cambios en la rutina que conseguirán que andes más de lo habitual.

Nos referimos por ejemplo a dejar de coger el coche para recados habituales e intentar ir a pie, o incluso subir y bajar las escaleras de casa andando en lugar de coger siempre el ascensor, de esta forma vas a ser capaz de poco a poco ir reduciendo la molesta grasa abdominal.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario