La naranja: Propiedades, beneficios y valor nutricional

A nuestro alrededor tenemos cientos de alimentos 100% naturales y que nos pueden aportar cientos de beneficios diferentes, pero lo más curioso es que tendemos a menospreciarlos o a ni siquiera plantearnos que pueden estar ayudándonos.

Esto ocurre sobre todo con las frutas más “normales”, aquellas que podemos consumir prácticamente en cualquier momento del año y de cientos de formas diferentes, como es el caso de las naranjas, por ejemplo.

Naranja_opt

Esta fruta está siempre disponible en cualquier supermercado, es cierto que cuando es la temporada su sabor es mucho más intenso y natural, pero el resto del año también tenemos la posibilidad de adquirirlas, aunque sean de peor calidad.

Además de esto, es importante decir que es de las frutas que más propiedades posee, y por eso en el artículo de hoy queremos contarte todo lo que hay que saber sobre las naranjas y sobre el efecto que puede estar teniendo en tu organismo.

Información sobre la naranja

La naranja es una fruta perteneciente al grupo conocido como cítricos, un tipo de alimento que lleva existiendo desde hace más de 20 millones de años, aunque desde luego no se parecían en nada a lo que tenemos hoy en día.

Su origen se sitúa en países asiáticos como China o la India, aunque es cierto que a lo largo de los años se fue poco a poco extendiendo por los cinco continentes. En primer lugar, gracias a la ruta de la seda, esta fruta comenzó a conocerse en toda Asia, y fueron más adelante los árabes, los que la trajeron a la península ibérica.

Entre las naranjas podemos localizar decenas de variedades muy diferentes entre sí, aunque para clasificarlas de una manera más sencilla, se suelen agrupar directamente en dos categorías, las dulces y las amargas.

Curiosidades de la naranja

Incluso en el mundo de los frutales existen un gran número de curiosidades muy interesantes, los cuales te revelamos a continuación:

Normalmente un naranjo suele vivir más o menos unos 100 años, sin embargo, se cree que, en el convento romano de Santa Sabina, todavía sobrevive uno plantado por Santo Domingo en el año 1200, por lo que llevaría vivo más de ocho siglos.

Pasa lo mismo en los jardines del Alcázar de Sevilla, donde todavía continua con vida un naranjo plantado hace 500 años.

Es una fruta que se exporta desde un gran número de países, aunque los que ocupan los primeros puestos con diferencia son Brasil, Estados Unidos y la India.

Valores nutricionales

Sería muy difícil enumerar uno por uno los nutrientes y componentes de las naranjas, sin embargo, nos parece fundamental nombrar a aquellos más importantes, los que son responsables, en definitiva, de que podamos apropiarnos y disfrutar de todos los beneficios que esta fruta nos ofrece en 100 gramos:

  • Energía 50 kcal
  • Carbohidratos 11 gramos
  • Azúcar 9,35 gramos
  • Fibra 2 gramos
  • Grasas 0,12 gramos
  • Proteínas 0,9 gramos
  • Agua 86,75 gramos
  • Vitamina B1 0.087 mg
  • Vitamina B2 0.040 mg
  • Vitamina B3 0.282 mg
  • Vitamina B5 0.250 mg
  • Vitamina B6 0.060 mg
  • Vitamina B9
  • Vitamina B12
  • Vitamina C 53.2 mg
  • Vitamina D
  • Vitamina E
  • Calcio 40 mg
  • Magnesio
  • Manganeso
  • Fósforo 14 mg
  • Potasio 181 mg
  • Zinc 0.07 mg

Propiedades de la naranja

A continuación, queremos que conozcas todas las propiedades de las naranjas, las cuales son realmente numerosas, de este modo vas a saber el poder que ocultan estas frutas aparentemente sencillas:

Es antioxidante

Debido a ciertos componentes que posee la naranja, podemos asegurar que es un gran antioxidante, es decir, que tomando este alimento vamos a prevenir o retrasar la oxidación de algunas de las moléculas del organismo.

Podemos decir que es un método de defensa para protegernos ya que de esta manera vamos a prevenir y minimizar el riesgo de sufrir patologías relacionadas con el corazón o incluso con el cerebro.

Además, hace poco se ha descubierto que la naranja tiene muchos más antioxidantes de los que se pensaba en un principio, por lo que es un alimento perfecto si queremos sentirnos un poco más protegidos y más sanos.

Fuente de vitamina C

Algo que seguro que has oído alguna vez en tu vida es aquella frase de que la naranja tiene una gran cantidad de vitamina C, y no solo eso, sino que también es muy importante para prevenir e incluso para curar los catarros o pequeños procesos víricos.

Pues esto es verdad, ya que la naranja es una de las frutas que más cantidad tienen de esta vitamina tan beneficiosa para el organismo.

Ayuda a alcalinizar la sangre

Mantener una sangre alcalina es tremendamente importante ya que tener un pH bajo en la sangre está relacionado y ligado a ciertas enfermedades del corazón.

Y por suerte, la naranja es capaz de evitar eso, algo que ocurre también con el limón, puesto que a pesar de que en la boca pueda parecer una fruta ácida, al pasar a la sangre tiene el poder de aumentar la alcalinidad.

Y no solo eso, sino que además debido a los antioxidantes antes mencionados, y a los minerales y vitaminas presentes en esta fruta, vas a poder ver reducida tu cantidad de ácido úrico, con lo que también tu sangre va a estar mucho más fluida.

Son antiinflamatorias

Este no es uno de los principales efectos de esta fruta, sin embargo, sí que se ha visto que, al tomar naranja, las inflamaciones se pueden ver disminuidas.

Es depurativa

En el cuerpo es muy normal que haya ciertas sustancias nocivas que se vayan acumulando poco a poco, normalmente durante la noche y gracias al poder reparador de dormir, se van eliminando, sin embargo, puede ocurrir que algunas se vayan quedando en algunos órganos, por lo que es importante tener una forma efectiva de hacer que desaparezcan.

Gracias a la naranja podemos conseguirlo ya que es tremendamente depurativa y desintoxicante, además se cree que también es buena contra las bacterias.

Regula los niveles de colesterol

Otro de los muchos beneficios asociados a las naranjas, es que son capaces de regular el nivel de colesterol, y puede que te estés preguntando a qué se debe esto.

La verdad es que su poder no está en que directamente sea capaz de bajar los niveles de colesterol malo, si no que realmente la propiedad de esta fruta, es que puede subir los niveles de colesterol bueno, lo que indirectamente sin duda va a hacer que los niveles de colesterol malo en la sangre vayan disminuyendo.

Fortalece el sistema nervioso

Uno de los nutrientes más importantes para cuidar el sistema nervioso, es sin duda la vitamina B. Y en este caso como ya has podido ver en la lista de nutrientes presentes en las naranjas, las Vitaminas del grupo B tienen un papel fundamental.

Es buena para la piel

Desde siempre se ha dicho que una de las propiedades de las naranjas era la de mejorar el estado de la piel, y esto es totalmente cierto, y por varios motivos.

En primer lugar, hemos dicho que era depurativa, antioxidante, y que además desintoxica el cuerpo. Gracias a estos tres fundamentos, la piel se va a limpiar desde dentro por lo que se va a ver mucho más sana, limpia y cuidada sin ningún esfuerzo, tan solo comiendo una pequeña cantidad de naranja a la semana.

Pero no solo eso, sino que además se cree que tomar este alimento favorece la creación de colágeno, un componente fundamental si lo que queremos es hacer desaparecer las arrugas.

Favorece la absorción del hierro

Nuestro cuerpo está formado por una gran cantidad de sustancias, vitaminas y minerales, todos ellos son importantes y tienen un papel fundamental en nuestra salud.

Entre los minerales más relevantes se encuentra el hierro, presente en la sangre, y aunque es cierto que tenemos una cantidad muy pequeña de él, su escasez está relacionada con una gran variedad de enfermedades, entre ellas una muy conocida, la anemia. Pues bien, las naranjas, y concretamente la Vitamina C, ayuda y favorece la absorción del hierro.

Recomendaciones

Por último, no queremos que te vayas sin conocer algunas recomendaciones que sin duda te van a ayudar mucho a la hora de elegir las naranjas y de mantenerlas en buen estado, ya que como vas a ver a continuación, no todas las naranjas son iguales.

Además, es fundamental, no sólo como elegirlas, sino también la mejor manera de conservarlas para que duren frescas mucho más tiempo.

No todas las naranjas son iguales

Desde luego no todas las naranjas ni todos los formatos son iguales, por ello debes siempre intentar escoger las mejores piezas, fijándote sobre todo en la piel, el color, e incluso el aroma que desprende, pero no solo eso, ya que lo mejor es que, si quieres zumo, lo hagas en casa de forma natural.

Esto se debe a que los zumos fabricados, normalmente tienen en su composición un gran número de conservantes, los cuales hacen que las vitaminas y minerales presentes en dicho zumo, no vayan a tener ningún efecto beneficioso.

¿Cómo conservarlas?

Las naranjas una vez recolectadas ya no van a seguir madurando, por lo que no debemos preocuparnos por eso, sin embargo, si queremos que se sigan manteniendo frescas, lo mejor será dejarlas en un lugar ventilado, y en un recipiente que sea de mimbre preferentemente, o de cristal si no disponemos de ninguno.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario