La dieta del plátano para adelgazar – Todo lo que necesitas saber

El plátano es uno de esos alimentos que tiene innumerables propiedades beneficiosas para nuestra salud.

Una de las principales características del plátano es que tiene un efecto saciante, por lo cual cuando comemos plátanos tenemos sensación de llenar nuestro estómago, y eso es muy bueno a la hora de querer perder peso, porque así no comeremos más cantidad de otros alimentos que engorden más.

Dieta del platano_opt

Por cada cien gramos de plátano nos encontramos con cien calorías, un gramo de proteína y veinticinco gramos de hidratos de carbono. La grasa es casi inexistente dentro del plátano.

Además de lo anteriormente mencionado, el plátano tiene vitamina B6 y vitamina C, además de ácido fólico y minerales muy necesarios como el magnesio y el potasio.

Por todo lo anterior dicho, podemos plantearnos hacer la dieta del plátano para conseguir adelgazar ya que gracias a él podemos conseguir reducir bastante el aporte de grasas y otro tipo de alimentos que solo nos harían engordar.

Otros beneficios de tomar plátano

Además de los beneficios en cuanto a nuestra salud y en cuanto a nuestra dieta, tomar plátano trae otros beneficios para nuestro cuerpo como son los siguientes:

  • Rebajar el nivel de colesterol de nuestro cuerpo
  • Regula nuestro intestino
  • Elimina o reduce los calambres musculares
  • Es un aporte de energía casi inmediato
  • Hace que nuestro sistema nervioso funcione mejor
  • Reduce la hipertensión de nuestras arterias
  • Puede funcionar como un antiácido natural

Como tener éxito con la dieta del plátano

Como en todas las dietas hay que tener en cuenta algunos factores que nos ayudarán y que nos harán que tengamos una mayor tasa de éxito con la dieta. Aquí te queremos resumir los factores que nos han parecido más importantes:

  • Puedes utilizar el plátano como elemento saciante, es decir, no pases hambre, intenta que tu cuerpo no pase hambre, pero tampoco quedarte demasiado lleno. Cuando tengas hambre utiliza el plátano para saciarte en vez de comer otro tipo de alimentos que realmente te vayan a engordar más.
  • Bebe agua abundante, tanto al levantarte por la mañana como durante el resto del día. El agua te ayudará a depurar tu cuerpo de toxinas y grasas. Es esencial que bebas la suficiente agua y que estés hidratado.
  • A partir de las ocho o nueve de la noche, intenta no ingerir ningún tipo de alimentos más. Si comes demasiado por la noche o incluso si comes justo antes de irte a dormir, esa comida solo servirá para que se acumule en tu cuerpo en forma de grasa. Sin embargo, si lo haces antes y en pequeña cantidad, tendrás tiempo de quemar esas calorías.
  • Aunque sea una dieta y tengas que eliminar ciertos tipos de alimentos, no te prives de todo tipo de comida y te quedes con antojos y ganas de comer otro tipo de alimentos. Eso hará que te agobies y dejes la dieta a medias. Es mejor que comas en algún momento determinado una pequeña cantidad de algo que no está en la dieta a que la abandones totalmente.
  • Se puede perder peso tan solo con dieta, pero es mucho mejor hacer ejercicio a la vez que se hace dieta, porque así perderemos peso mucho más rápido, además de que perderemos más cantidad de grasa al hacer necesario para nuestro cuerpo que quememos parte de nuestras reservas de energía en forma de grasa.

Menú de 3 días

La dieta de plátano es una dieta que es rápida y que se debe hacer un máximo de tres días, ya que no es recomendable seguirla durante más tiempo de manera continuada. Por ello, te vamos a dar una dieta menú de 3 días.

Día 1

El primer día es el que más nos va a costar ya que es cuando tendremos el primer choque de la dieta, sin embargo, también hay que decir que es el día más importante, por ello debemos de seguir la dieta sin salirnos de ella.

En el desayuno nos prepararemos un plátano crudo, sin cocinar de ninguna manera y un vaso de leche desnatada. Podemos sustituir el vaso de leche por un café con leche desnatada o incluso por un té si te gusta más.

A media mañana puedes tomarte un café solo o un té y para endulzarlo no uses azúcar, usa edulcorantes sin calorías como son la sacarina o similar.

Para comer tendremos un primer día muy ligero, comeremos un máximo de 250 gramos de queso fresco, un plátano crudo y si queremos para finalizar un café solo o un té.

En la cena tendremos que comernos tan solo un plátano, así iremos a la cama con pocas calorías en el cuerpo y evitaremos acumular.

Día 2

El segundo día será un día también duro, pero verás cómo será mucho más llevadero que el primer día ya que ya se estará acostumbrando más tu cuerpo a esta dieta.

Para desayunar empezaremos con un plátano crudo y un vaso de leche desnatada. El vaso de leche desnatada podremos cambiarlo por un vaso de café con leche o por un vaso de té. A este desayuno le podremos incluir una tostada de pan integral.

A media mañana no comeremos nada ya que queremos variar del primer día y que el cuerpo no se haya acostumbrado a que comamos a media mañana de nuevo.

A la hora de la comida nos prepararemos una sopa de verduras y un vaso de leche desnatada. El vaso de leche desnatada lo podremos sustituir por 150 gramos de queso fresco. A esto le añadiremos dos plátanos crudos.

Para la cena, nos comeremos uno o dos plátanos al horno o también podemos sustituirlo por plátano mezclado con leche desnatada. Para finalizar podremos bebernos un té, un poleo menta, una manzanilla o la infusión que más nos guste.

Día 3

El día final de la dieta también es muy importante y por ello tendremos que seguirlo también y no abandonar nuestra dieta.

En el desayuno de nuevo repetiremos con el plátano crudo y el vaso de leche desnatada. Podremos sustituir el vaso de leche por un vaso de café con leche o por un té. Complementaremos con una tostada y un poco de queso fresco.

Para la comida nos prepararemos una pechuga de pollo a la plancha quitándole la piel o una porción de pescado a la plancha. Para cocinar lo haremos sin aceite o como mucho con una gota de aceite de oliva. Para finalizar tomaremos un plátano crudo.

Para la cena tomaremos uno o dos plátanos crudos, un huevo cocido y un poco de lechuga aliñada con un poco de aceite de oliva.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario