Dieta de los puntos: Explicada paso a paso

La dieta de los puntos es una de las dietas que más ha llamado la atención a los nutricionistas en los últimos años, porque se basa en la idea de que no tienes por qué tener ningún problema en comer lo que tú desees a la hora de llevar a cabo una dieta.

Esto, que, en principio, parece de lo más chocante, no lo es tanto, ya que lo que haremos con la dieta de los puntos es trasladar las calorías que nuestro cuerpo necesita a un sistema numérico, con el que podremos controlar de forma muy intuitiva si estamos pasándonos o si estamos dentro de lo aceptable.

¿En qué consiste la dieta por puntos?

La dieta de los puntos, básicamente, consiste en otorgar a cada tipo de alimento un valor numérico, dependiendo de si hace engordar más o menos. De este modo, los alimentos con más calorías, aparecen con un número mayor, mientras que los que menos calorías aportan a tu organismo, tienen un número menor.

De esta forma puedes tener un total control sobre las calorías que ingieres al día, sin necesidad de estar realizando cálculos continuamente.

Evidentemente, cada persona es un mundo, y cada cuerpo necesita cantidades de calorías diferentes. Es por ello que la dieta de puntos, antes de empezar, te insta a que calcules cuál es el número de puntos diarios de los que dispones.

¡Tranquila! En este artículo te contaremos cómo realizar todos los cálculos de forma sencilla.

¿La dieta de puntos funciona?

La efectividad de la dieta de los puntos está más que demostrada, y se debe, fundamentalmente, a dos características básicas:

  1. Por un lado, está la capacidad de sintetizar el conocimiento nutricional en un sistema de puntos comprensible para cualquier persona. El hecho de no tener que estar sumando calorías y revisando continuamente la parte trasera de los envases de alimentos, contribuye a controlar mucho mejor cómo se está llevando a cabo la dieta.
  2. Por otro lado, al poder comer lo que desees, siempre y cuando mantengas los puntos bajo el límite diario permitido, evita la sensación de ansia y ganas de comer lo prohibido que suele arruinar todas las dietas.

Estas son las dos razones fundamentales por las que la dieta de puntos funciona tan bien.

¿Hay algún riesgo?

¡En absoluto!

A diferencia de algunas otras dietas que hemos mostrado aquí, las cuales están orientadas a reducir el peso drásticamente en un tiempo récord, pero que podrían ser peligrosas para tu salud si las aplicaras durante más del tiempo recomendado, la dieta de puntos no cuenta con ningún riesgo.

Puedes aplicarla desde hoy hasta que alcances tu peso ideal, ya que no se basa en la prohibición sino en el control exhaustivo de los alimentos que se ingieren. Es decir, no nos basamos en prohibir determinados tipos de alimentos por sí solos, sino en relación a los demás.

Así, no tendrás prohibido comer ni un filete de ternera ni una ración de ensaladilla rusa (algo impensable en otras dietas), pero, si comes una de las dos cosas, entonces, ese día, la otra sí estará prohibida.

Cómo hacer la dieta de los puntos para adelgazar

A continuación te explicaremos cómo realizar la dieta por puntos de forma sencilla. Para llevarla a cabo, únicamente debes tener presente que se basa en dos apartados: El primero, calcular tu límite diario de puntos, y, en segundo lugar, conocer los puntos atribuidos a cada alimento.

Dieta de los puntos para adelgazar

Conociendo estos dos aspectos, no es necesario que te demos un menú que seguir, ya que tú misma podrás elegir aquellos que mejor se adapten a tus gustos y hábitos, siempre y cuando no superes los puntos.

¡Coge papel y lápiz y vamos a calcular tus puntos diarios!

Cómo calcular tu límite diario de puntos

En primer lugar, si eres mujer, anota 7 puntos. Si eres un hombre, anota 15.

A estos puntos, súmale 5 si tienes entre 18 y 20 años, 4 si tienes entre 21 y 35, 3 si tienes entre 36 y 50, 2 si estás ente los 51 y los 65 años, y 1 si tienes más de 65.

Después, pésate y apunta la decena de tu peso. Por ejemplo, si pesas 56 kilos, súmale 5 puntos. Además, mide tu altura, y si mides más de 160 centímetros, súmale 2 puntos. En caso contrario, suma solo 1.

A continuación, determina su actividad física. Si es una vida sedentaria al 100%, no sumes ningún punto, si sueles estar de pie (por ejemplo, en el trabajo), súmale 2 puntos. Si andas con frecuencia, súmale 4, y si tienes un esfuerzo físico diario significativo (por ejemplo, en el gimnasio), súmale 6.

Por último, dependiendo de tu objetivo, deberás sumar 4 puntos si lo que quieres es mantener tu peso, o no sumar ningún punto si lo que quieres es bajarlo.

Así, una mujer de 19 años que no realiza apenas esfuerzo físico y que quiera bajar de peso, mida menos de 160 cm y pese 55, dispondrá de 18 puntos para gastar cada día.

Puedes utilizar esta calculadora para realizar los cálculos más rápidamente: http://es.calcuworld.com/calculadora-nutricional/calculadora-de-la-dieta-de-los-puntos/

Tabla completa de alimentos para la dieta de los puntos

Ahora que ya conocemos tu límite de puntos diarios, es de vital importancia saber los puntos que se le atribuye a cada alimento. Para ello, os dejamos un enlace donde os podeís descargar una tabla de alimentos y los puntos asignados a cada uno de ellos.

Descargar tabla de puntos

Con esto, tendrás una idea clara de cuántos puntos dispones, y dónde puedes gastarlos y de qué manera. Como puedes observar, la chica de 19 años de la que hablábamos antes, puede comerse un filete de ternera todos los días a la hora de comer, siempre y cuando después compense comiendo alimentos que apenas sumen puntos.

Esta es la gran ventaja de la dieta de los puntos… ¡Puedes comer lo que desees!

Ejemplos de menús de dieta de los puntos

Cuando intentamos seguir una dieta, en ocasiones puede ser difícil hacer un menú semanal con el que nos sintamos a gusto y que siga al pie de la letra todas las indicaciones que debemos cumplir.

Por ello a continuación te mostramos tres ejemplos de menús de dieta de los puntos que puedes copiar en función de nuestras necesidades y nuestras características, para que de esta manera sea mucho más sencillo perder esos kilos de más.

Ejemplo de menú de 19 puntos

Desayuno (4 puntos)

  • Rebanada de pan integral (1 punto)
  • Mermelada (2 puntos)
  • Vaso de leche desnatada (1 punto)

Almuerzo (2puntos)

  • Yogur con pasas (2 puntos)

Comida (5 puntos)

  • Plato de judías verdes con una cucharadita de aceite de oliva (1 punto)
  • Muslo de pollo sin piel (2,5 puntos)
  • Copa de vino (1,5 puntos)

Merienda (3 puntos)

  • 50 gramos de Jamón york (1 punto)
  • 1 porción de queso fresco (2 puntos)

Cena (5 puntos)

  • Ensalada de verduras con nueces (2,5 puntos)
  • Cereales con chocolate (2,5 puntos)

Ejemplo de menú de 25 puntos

Desayuno (5 puntos)

  • Café con leche semi desnatada (2 puntos)
  • Tostada con mantequilla (2 puntos + 1 punto)

Almuerzo (3 puntos)

  • Yogur desnatado (0 puntos)
  • Barrita de cereales con chocolate (2 puntos)
  • Loncha de jamón de york (1 punto)

Comida (7 puntos)

  • Plato de pasta a la carbonara (5 puntos)
  • Escalope de ternera (2 puntos)

Merienda (4 puntos)

  • Pieza de fruta (0 puntos)
  • Puñado de nueces (2,5 puntos)
  • Helado de yogur (1,5 puntos)

Cena (6 puntos)

  • Ensalada de verdura con aceite de oliva y medio aguacate (4,5 puntos)
  • Tortilla francesa de un huevo (1,5 puntos)

Ejemplo de menú de 30 puntos

Desayuno (6 puntos)

  • Café con leche semi desnatada (2 puntos)
  • Tostada con mermelada (4 puntos)

Almuerzo (5puntos)

  • Barrita de cereales con chocolate (2 puntos)
  • Vaso de batido de fresa natural con leche semi desnatada (3 puntos)

Comida (8 puntos)

  • Plato de lentejas con chorizo (5 puntos)
  • Pechuga de pollo (3 puntos)

Merienda (4 puntos)

  • Puñado de avellanas (2 puntos)
  • Biscotte dulce (2 puntos)

Cena (7 puntos)

  • Ensalada de gambas con aceite de oliva (5 puntos)
  • Yogur de soja con fruta (2 puntos)

Recetas para la dieta de los puntos

En ocasiones, incluso aunque contemos con un menú completo sobre la dieta de los puntos, puede que alguno de esos platos no nos guste demasiado, o que queramos saber exactamente cómo cocinar recetas ligeras y sabrosas que no vayan a tener una puntuación demasiado alta.

Por ello, a continuación, vamos a mostrar varias recetas deliciosas, con unas puntuaciones sorprendentemente bajas, para que podamos seguir manteniendo una dieta equilibrada y que nos aporte todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para su buen funcionamiento.

Trucha al vapor con verduras (5 puntos)

trucha-con-verduras

Comensales: 1
Duración: 45 minutos
Dificultad: Fácil

Ingredientes

Los ingredientes que vamos a necesitar para preparar esta receta son:

  • 1 trucha (3 puntos)
  • 3 espárragos (0 puntos)
  • 1 zanahoria (0 puntos)
  • Cilantro (0 puntos)
  • 1 diente de ajo (0 puntos)
  • Vinagre (0 puntos)
  • Agua (0 puntos)
  • Aceite (2 puntos)
  • Sal (0 puntos)
  • Pimienta (0 puntos)

Elaboración

  1. Añadir agua y sal en una olla.
  2. Colocar sobre ella la vaporera (accesorio necesario para cocinar un plato al vapor).
  3. Pelar, lavar y cortar las zanahorias.
  4. Añadirlas junto con los espárragos enteros a la vaporera.
  5. Dejar cocer durante 20 minutos.
  6. Pelar y cortar los ajos.
  7. Echarlos en el vaso de la batidora junto con el cilantro, un chorro de vinagre y otro de aceite.
  8. Batir todos los ingredientes.
  9. Para preparar la trucha, añádele sal y pimienta al gusto.
  10. Untar con aceite por los dos lados.
  11. Hacer la trucha a la plancha.
  12. Colocar las verduras al vapor alrededor de la trucha.
  13. Verter la salsa de cilandro sobre la trucha ya cocinada.

Crema de verduras con jamón (3 puntos)

crema-de-verduras-con-jamon

Comensales: 1
Duración: 35 minutos
Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 2 zanahorias (0 puntos)
  • 200 gramos de brócoli (0 puntos)
  • Media cebolla (0 puntos)
  • Sal (0 puntos)
  • 2 quesitos light (1 punto)
  • 2 lonchas de jamón serrano (2 puntos)

Elaboración

  1. Lavar y cortar las cebollas en trozos pequeños (de esta manera la cocción será más rápida)
  2. Lavar el brócoli y cortarlo en pedazos, no hace falta que sean todos de similar tamaño.
  3. Poner a calentar agua en una olla.
  4. Hervir las verduras hasta que estén blandas.
  5. En el vaso de la batidora, echar las verduras ya hervidas junto con un vaso del caldo de la cocción.
  6. Bate esta mezcla hasta que quede totalmente homogénea.
  7. Añade los quesitos y mezcla hasta que se hayan derretido e incorporado a la crema.
  8. Cortar las dos lonchas de jamón en trozos pequeños.
  9. Servir la crema de verduras en un plato y espolvorear las virutas de jamón sobre ella.

Berenjenas rellenas de verduras (1 punto)

berenjenas-rellenas-de-verduras

Comensales: 2
Duración: 45 minutos
Dificultad: Fácil

Ingredientes

Los ingredientes que vamos a necesitar para preparar la receta de berenjenas rellenas de verduras son:

  • 1 berenjena grande (0 puntos)
  • 200 gramos de tomate natural triturado (0 puntos)
  • 1 cebolla grande (0 puntos)
  • 1 pimiento rojo (0 puntos)
  • 1 pimiento verde (0 puntos)
  • 1 zanahoria (0 puntos)
  • Pimienta negra (0 puntos)
  • Sal (0 puntos)
  • Aceite (1 puntos)

Elaboración

Los pasos a seguir para preparar este plato son:

  1. Para preparar la berenjena, cortar la parte de arriba (la parte verde), posteriormente cortar por la mitad, a lo largo.
  2. Preparar una olla con agua y una cucharadita de sal a calentar.
  3. Cuando esté el agua hirviendo, echar las dos mitades de la berenjena a cocer durante unos 20 minutos. (La carne de la berenjena tiene que estar blanda, pero sin que la piel comience a romperse).
  4. Lavar, pelar y cortar en trozos pequeños la cebolla y la zanahoria.
  5. Limpiar los pimientos y cortarlos.
  6. Sofreír todas las verduras en una sartén con un poco de aceite y sal.
  7. Vaciar las berenjenas sin rasgar la piel y reservar la carne.
  8. Cuando ya casi estén listas las verduras, añadir la carne de la berenjena y mantener en la sartén unos minutos.
  9. Añadir a la sartén el tomate triturado, y volver a mantener unos 10 minutos.
  10. Rellanar las pieles de la berenjena con el relleno de verduras.
Como puedes observar, con la dieta por puntos no tendrás ningún problema en rebajar tu peso medio kilo a la semana, ya que no tendrás el ansia de comer aquello que tienes prohibido, ni te será difícil calcular qué es lo que puedes y lo que no puedes comer… ¡De ahí deriva su eficacia!

¿Quieres saber cómo he pasado de 68 a 50 kilos sin hacer ninguna dieta?

Tengo que admitir que no soy nutricionista, pero eso no quiere decir que no sepa sobre dietas (como has podido leer). De hecho, creo que he probado más dietas que más de un nutricionista :)

Mi mayor caso de éxito fue pasar, hace muy poco tiempo, de 68 a 50 kilos tras dejarme llevar bastante. Y eso que tras quedarme embarazada mantuve bien el tipo e hice otras dietas que me iban bien.

Todo fue gracias al Plan Revolucionario, un método que me enseñó a cocinar y a comer comida de verdad, sin dietas y sin restricciones típicas.

Si quieres saber todo lo que hizo por mí este plan y mi historia personal, te invito a que la leas. ¡Te ayudará a motivarte para quitarte esos kilitos de más!

HAZ CLICK AQUÍ PARA LEER MI HISTORIA

banner

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (12 votos, promedio: 3,58 de 5)
Cargando…

Deja un comentario