¿Qué pan engorda menos? Cuál es el mejor y porque debemos de reducir su consumo

Cuando pensamos en los alimentos que más podemos ver en nuestras mesas, seguro que hay uno que se nos viene a la cabeza sin dudarlo, el pan. Prácticamente en cada comida se come una gran cantidad de pan, y seguro que no te resulta extraña la frase “Yo sin pan no puedo comer”, ya que por desgracia esto sigue siendo algo muy habitual en los hogares.

Este alimento se ha convertido casi en imprescindible, cuando lo cierto es que sus valores nutricionales son más bien escasos, y todavía más cuando los ponemos en conjunto con las calorías y grasas que nos aportan.

pan para dieta blanda

Sin embargo, también es verdad que hay mucha informacion circulando por internet sobre este tema, incluso demasiada, por lo que resulta muy complicado diferenciar los datos contrastados con los que simplemente son publicidad.

Por ello en el artículo de hoy queremos hablar sobre el pan, sobre cuales son realmente sus beneficios e inconvenientes, y desde luego, también te contaremos qué pan engorda menos y cuál es el mejor de ellos para que no te quedes con ninguna duda al respecto.

Supuestos beneficios del pan

A continuación, vamos a decirte cuales son los supuestos beneficios que se le atribuyen al pan, e iremos uno por uno viendo qué hay de verdad o de mentira en dichas afirmaciones:

Da energía

Uno de los principales beneficios que se escuchan sobre el pan, es que da energía. Y es cierto ya que contiene una gran cantidad de hidratos de carbono, los cuales aportan una gran cantidad de energía al cuerpo.

No engorda

Este no es que sea un beneficio en sí mismo, pero sí que circula mucho en Internet el debate de si el pan engorda o no, por lo que nos ha parecido interesante reflejarlo aquí.

El pan en sí mismo es cierto que no tiene mucha grasa, lo que más engorda son los acompañamientos. Pero no debemos olvidar que la cantidad de calorías que contiene es bastante elevada, lo que significa que nos aporta energía que, si no quemamos, vamos a acabar acumulando y se va a convertir en grasa, por ello debemos tener cuidado con las cantidades.

Es necesario

También se oye mucho aquello de que el pan es necesario en la dieta, sin embargo, esto no es del todo verdad. Desde luego es fundamental llevar una dieta lo más equilibrada posible, en la que haya presencia de todos los grupos de alimentos, pero quizá podamos sustituir los hidratos de carbono que nos da el pan, por otros que nos aporten más nutrientes.

Ya que desde luego el pan no es el único alimento con una alta concentración de hidratos de carbono, lo que pasa es que su contenido nutricional no es demasiado importante.

Perjuicios de abusar del pan

A continuación, también nos gustaría hablar sobre los perjuicios de abusar del pan, ya que sí, los hay. Por eso se hace fundamental sobre todo tener mucho cuidado con las cantidades puesto que uno de los mayores problemas del pan, es que lo utilizamos prácticamente para todo.

De hecho, ya en muchas casas se compra y se come pan simplemente por rutina, ya que si lo pensamos no está aportando demasiado al menú, solo es algo de lo que vamos picando de vez en cuando, al menos en la mayor parte de los casos.

El pan blanco engorda

Lo cierto es que se han ido realizando investigaciones cada vez más serias acerca del pan y de si realmente engorda o no. Ya que como ya hemos comentado, es uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo, por lo que es fundamental investigar más sobre él, ya que, si fuera malo para la salud, estaría afectando a todo el mundo.

Y la verdad es que traemos malas noticias para los amantes del pan, puesto que las investigaciones y estudios más recientes han revelado que, efectivamente, existe una relación directa entre el aumento de peso y un consumo excesivo de pan.

Se vio que las personas que tomaban mayor cantidad de este alimento, tendían a ver aumentado su peso y su acumulación de grasa abdominal.

No tiene demasiados nutrientes

Sin duda, otra de las grandes críticas que se le hace al pan desde hace bastantes años, es que no tiene ningún valor nutricional, que tan solo nos aporta hidratos de carbono y grasas, algo que, de ser así, nos estaría dejando bastante claro que quizá va siendo hora de consumir una menor cantidad de este alimento.

Pero, ¿Qué hay de cierto? Pues bien, podemos decir que en 100 gramos de pan blanco hemos encontrado bastantes pocas vitaminas, fibra o minerales.

Se cree que esto se debe a los números cambios genéticos que ha sufrido el trigo desde hace años, dicen que esto no tiene ningún tipo de relevancia, pero la verdad es que los datos dicen otra cosa muy diferente, y es que ahora el pan blanco que consumimos normalmente no nos aporta casi de nada.

Demasiado azúcar y demasiada sal

Uno de los mayores problemas de los panes industriales, es que se le añaden demasiados componentes nocivos para la salud. Esto se hace ara que duren más sin ponerse duros y para que tengan un aspecto más apetecible.

Sin embargo, lo cierto es que acaban creando un producto que no nos aporta nada bueno, tan solo azúcar y sal que se puede ir acumulando en tu cuerpo.

Demasiado gluten

Cada vez el pan que tomamos tiene una mayor cantidad de gluten, puede que te estés preguntando cual es la verdadera razón de esto, y es realmente sencillo de explicar.

Lo cierto es que cuanta mayor concentración de gluten tenga el pan, más esponjoso se verá, por lo que tendrá un aspecto mucho más apetecible, y de este modo será más fácil de vender. Y esa es simplemente la explicación, es una forma de aumentar las ventas, el problema es que esto está relacionado con un aumento de celiacos.

¿Cuánto pan consumimos?

Lo cierto es que la tendencia ha ido cambiando de unos años a otros, hace unas décadas el consumo de pan en España era increíble, como ya hemos comentado, era el alimento más consumido con diferencia, y no había ni una sola casa que no tuviera una barra de pan en la mesa a la hora de comer.

Hace tan solo unos años esto comenzó a descender, poco a poco la gente fue consumiendo menos y menos pan, momento en el que surgió la llamada “Guerra de precios”, algo que apareció en las noticias porque todas aquellas empresas dedicadas al pan empezaron a tirar los precios hasta un punto en el que casi no sacaban beneficios.

Sin embargo, ahora parece que otra vez el consumo de pan está repuntando, y en 2013 la cantidad de pan que cada español consumía de media en un año era de 36,12 kilos, una cantidad nada despreciable.

El problema de esto es que el consumo ha remontado precisamente por esa bajada tan drástica de los precios, bajada que desde luego ha repercutido sobre todo en la calidad del producto final. Por eso hay que intentar ser cada vez más consciente puesto que, aunque nos estemos ahorrando unos céntimos, estás dando a tu organismo productos de muy mala calidad.

¿Debemos reducir su consumo?

Y la pregunta de oro es esta, ¿Debemos reducir el consumo de pan? La verdad es que no hay ninguna respuesta verdadera al 100% porque cada caso es diferente, sin embargo, entendemos que hay gente a la que le gusta comer pan todos los días, así que, en lugar de comer menos pan, quizá la solución sería, comer mejor pan.

Por ello, para que sepas cuales son los mejores panes que puedes adquirir, a continuación, te dejamos una lista con los panes de mejor calidad que existen hoy en día en el mercado.

¿Qué pan es mejor?

Para determinar qué pan es mejor, es necesario que tengamos en cuenta una serie de factores, los cuales nos van a dar las claves al respecto.

Pan de masa madre

En primer lugar, nos encontramos con el pan elaborado de masa madre. La masa madre podríamos decir que es la levadura más natural que hay, puesto que no lleva químicos de ningún tipo, y cualquier persona podría hacerla en su casa. Se suele elaborar a partir de diferentes cereales como el trigo, el centeno o la cebada.

Es cierto que es un proceso al que le cuesta más tiempo, pero merece la pena ya que estaremos utilizando una forma de fermentar el pan mucho más sana.

El pan resultante tendrá muy poca cantidad de gluten en comparación a los que se compran en cualquier supermercado, pero no solo eso, y es que además se va a mantener en perfectas condiciones durante más tiempo.

Pan integral

En segundo lugar, nos encontramos con el famoso pan integral, alrededor del cual también corren muchos rumores, como el que dice que engorda menos que el blanco. Esto es falso, la única diferencia es que el integral tiene un mayor contenido en fibra por lo que va a tener algunos beneficios.

Algo realmente importante que tienes que saber, es que normalmente el pan que compras como integral, no lo es. Para que sea pan integral, en los ingredientes tienes que ver que ponga “harina integral”, algo que en la mayoría de ocasiones no ocurre.

Esto se debe a que el proceso de fabricación es más caro, puesto que la materia prima tiene un coste más elevado.

Pan germinado

Por último, nos encontramos con el pan germinado, un tipo de pan mucho menos conocido pero el cual tiene muchas más propiedades nutricionales que el resto de panes del mercado. En ellos se encuentra directamente la semilla del cereal germinada, lo que le aporta unas características únicas.

Además, no tienen levadura química, son panes que le sientan de maravilla al sistema digestivo puesto que son muy fáciles de digerir, y su contenido nutricional es realmente elevado en comparación con los otros productos.

Este tipo de pan sobre todo se les suele recomendar a las personas que tienen algún tipo de diabetes o prediabetes, ya que en este pan se ha eliminado la mayor parte del azúcar.

Conclusiones

Como conclusión, diremos que el pan que compras habitualmente no tiene realmente una gran importancia nutricional por lo que lo mejor sería que redujeras su consumo. La variedad de trigo con el que se elabora suele ser bastante mala, algo que se traduce en una mala calidad del producto final.

Si realmente te gusta mucho el pan, quieres tenerlo en tu mesa, y quieres saber cuál es el pan más sano, lo mejor es que cambies de tipo de pan, puesto que hoy en día están a tu disposición panes mucho más sanos y naturales, que sin duda te van a ayudar a sentirte mucho mejor.

Soy Marina Sanz y soy nutricionista profesional. Estoy aquí para ayudarte a entender cómo funcionan los alimentos en tu cuerpo. Cuáles son los más adecuados y cuáles debes eliminar de tu dieta.Aprende a comer de manera correcta, adelgazando y sin poner en riesgo tu salud.

Déjame ayudarte; porque yo también viví la experiencia de hacer dietas imposibles, pasando mucha hambre y sin ningún resultado.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario