10 remedios para curar el empacho o la indigestión

El empacho es uno de esos males que puede afectarte en cualquier etapa de tu vida, especialmente en esos días en los que se organizan comidas o cenas familiares y comes sin parar tus platos favoritos. Por ese motivo vamos a conocer 10 remedios para empachos que pueden servirte para cualquier ocasión.

¿Por qué se producen los empachos?

Los empachos suelen producirse por motivos muy concretos como, por ejemplo, por comer alimentos con mucha grasa o base de harina, por comer en abundancia, por comer a deshoras e incluso por comer alimentos que no se encuentren en buen estado.

empacho

Por ello es importante ser consecuente y comer lo justo y necesario cada día.

¿Cuáles son los síntomas del empacho o indigestión?

Son varios los síntomas que suelen salir a la luz cuando se tiene una indigestión, pero los más comunes son los siguientes:

  1. Inflamación abdominal
  2. Falta de apetito
  3. Vómitos
  4. Dolor estomacal
  5. Diarrea
  6. Fiebre
  7. Malestar general
  8. Cansancio
  9. Gases

Así que si estás sufriendo alguno de ellos y en el día anterior comiste en grandes cantidades, puedes tener un empacho bastante grande. Existen multitud de remedios caseros para la indigestión que te ayudarán a alivar los síntomas y a descansar ya que una de las consecuencias del empacho es el no poder descansar plácidamente.

Remedios para empachos

Vinagre de manzana

A pesar de que pueda parecer un producto agresivo para curar una indigestión, el vinagre de manzana es un alimento que es bueno para el empacho de un adulto. En el caso de los niños es mejor usar otro tipo de remedio antes que el vinagre ya que su organismo es un poco más delicado que el de los adultos.

La cuestión es que el vinagre de manzana tiene un efecto alcalinizante que ayuda a resolver la indigestión en una persona adulta. Ahora bien ¿Cómo curar el empacho en adultos con vinagre de manzana?

  1. Tendrás que añadir una cucharada de vinagre manzana en una taza de agua en primer lugar.
  2. A continuación mézclalo con una cucharada de miel cruda.
  3. Por último, bebe esta mezcla de dos a tres veces al día para notar un alivio rápido de este empacho.

Jengibre

El jengibre es una planta que ayuda a estimular los jugos digestivos y el flujo de enzimas que ayuda a digerir los alimentos. Es por ello por lo que se realizó un estudio a 24 individuos diferentes sin problemas de salud aparentes para descubrir cuán valiosa son las propiedades del jengibre en cualquiera de sus variantes.

En este estudio, se les dio a cada uno de los integrantes del estudio 1,2 gramos de jengibre en polvo antes de comer, lo que hizo que se acelerara el vaciado gástrico en un 50%. ¿Qué quiere decir esto? Que resulta muy beneficioso para las personas que tienen indigestión de forma muy recurrente.

Puedes tomarlo en infusión, en sopas e incluso en jugo. En el caso de que decidas tomarte un jugo de jengibre, deberás mezclar con agua dos cucharaditas de jugo de jengibre, una cucharadita de jugo de limón y una piza de sal de mesa. Mézclalo todo con el agua y consúmelo tranquilamente mientras descansas en el sofá de casa.

Bicarbonato sódico

El bicarbonato sódico es uno de los remedios caseros para la indigestión más conocidos ya que es muy simple, muy rápido y muy económico.

El bicarbonato actúa como antiácido por lo que es un método muy eficaz y bueno para el empacho de un adulto.

Tan solo hay que añadir media cucharadita de bicarbonato sódico a medio vaso de agua para neutralizar el ácido que provoca esta indigestión.

Semillas de carambola

Las semillas, en su mayoría, han demostrado a través de diversos estudios científicos ser ideales para cualquier dolencia estomacal.

Es por ello por lo que las semillas de carambola están especialimente indicadas para tratar la indigestión, las flatulencias y la diarrea. Las propiedades digesticas de estas semillas son increíbles.

Para poder usar este remedio deberás moler algunas semillas de carambola junto con un poco de jengibre seco para formar un polvo fino.

Esta mezcla tan fina deberás adjuntarla a una taza con agua tibia y un poco de pimienta negra. Repite el proceso dos veces al día para eliminar el malestar.

Otra opción que existe es la de comer media cucharadita de semillas de carambola tal cual.

Té de hierbas

Médicamente está demostrado que las infusiones o los tés después de una comida pesada pueden reducir, en cierta medida, la indigestión.

Te de hierbas

Es más, son muchas las personas que cada día toman una infusión después de la comida para aligerar el estómago.

La manzanilla o el té de menta son los más indicados para calmar el estómago y aliviar los problemas digestivos.

Comino

El comino se ha usado a lo largo de la historia como un remedio que ayuda a paliar los problemas digestivos, incluyendo la indigestión, las náuseas y las flautulencias, entre otras.

Esto se debe a que el comino estimula la secreción de enzimas pancreáticas que ayudan a hacer la digestión.

Para usar el comino como un remedio para el empacho debes mezclar una cuchara de polvo de semillas de comino tostado en un vaso de agua y beberlo.

Si sientes, además, mucha pesadez en el estómago añade un poco de pimienta negra y suero de leche a la cucharadita de comino. Bébelo tres veces al día para que se rebaje esa pesadez.

Albahaca

La naturaleza te ayudará con sus frutos a realizar remedios para empachos y la albahaca es una de esas hierbas eficaces contra la digestión.

Al igual que otros remedios, la albahaca será muy eficaz contra el reflujo ácido. También te ayudará a aliviar esos gases que se quedan en el estómago después de una comida pesada gracias a las propiedades carminativas que posee.

Para aprovechar todas sus propiedades lo mejor es realizar una infusión con una cucharadita de albahaca en una taza bien calentita.

Deja que repose durante 10 minutos y luego bébetelo mientras siga caliente. Puedes beber hasta tres tazas de esta infusión al día para alivar la pesadez y el empacho.

Cilantro

El cilantro promueve la producción de enzimas digestivas y ayuda a calmar el estómago, además de que es una especia tan común que seguro que la tienes en la despensa. Es perfecta para esas noches en las que te sientas muy pesado por haber consumido una gran cantidad de comida.

Añade una cucharadita de semillas de cilantro tostado en un vaso de leche y tómalo una o dos veces al día, dependiendo de si notas o no notas mejoría. Puedes tomarlo durante varios días si te funciona.

Canela

La canela es uno de esos remedios ancestrales que sirven para todo, además de que es una especia agradable al gusto.

Añade media cucharadita de canela en polvo a una taza de agua para realizar una infusión de canela que alivie la indigestión.

Deja que hierva durante unos minutos y sírvela después. Lo mejor es beberla cuando aún está caliente ya que así el efecto será mucho mayor.

Semillas de hinojo

Si has comido algo picante y ahora tienes un poco de indigestión, las semillas de hinojo son perfectas para atenuar el dolor. Esto se debe a que las semillas de hinojo contienen unos aceites volátiles que ayudan a reducir las náuseas.

Para consumirlo deberás moler y tamizar las semillas de hinojo para añadirlas a un vaso de agua. La mitad de una cucharada será suficente para un vaso de agua.

También puedes optar por la infusión correspondiente de hinojo que se realiza agregando dos cucharaditas de semillas de hinojo machacadas al agua caliente.

Estos son algunos de los remedios caseros para la indigestión, así que si te preguntas cómo curar el empacho en adultos, aquí tienes algunas posibles soluciones.

Soy Marina Sanz y soy nutricionista profesional. Estoy aquí para ayudarte a entender cómo funcionan los alimentos en tu cuerpo. Cuáles son los más adecuados y cuáles debes eliminar de tu dieta.Aprende a comer de manera correcta, adelgazando y sin poner en riesgo tu salud.

Déjame ayudarte; porque yo también viví la experiencia de hacer dietas imposibles, pasando mucha hambre y sin ningún resultado.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario