La dieta de la sandía para adelgazar

En el día de hoy, vamos a hablar de la dieta de la sandía, una dieta revolucionaria que te permitirá bajar de peso en poco tiempo y, además, estar mucho más saludable gracias a la capacidad que tiene la sandía para eliminar toxinas.

¿Qué propiedades tiene la sandía para hacerte adelgazar?

sandia

La dieta de la sandía tiene la ventaja de que es muy rica en agua, de forma que el estómago se sacia con mucha rapidez, lo que conduce a que no se engorde más de la cuenta porque se come bastante menos.

Además, como la sandía tiene tan pocas calorías, a medida que vas comiendo te notas saciada, pero sin apenas calorías añadidas, por lo que todo es adelgazamiento, sin ningún tipo de extra.

Por otro lado, las propiedades de la sandía promueven la diuresis, con lo que no solo se acaba con buena parte de los líquidos retenidos, sino que, además, se consigue eliminar una buena cantidad de toxinas, lo que es bueno para el organismo.

También es antioxidante, gracias a las vitaminas C y A con las que cuenta y que te permitirán tener un estado de salud mucho más robusto.

Por último, también tiene fibra, que te servirá para mejorar tu tránsito intestinal y depurarte internamente, lo cual siempre es positivo.

¿Cómo debes seguir la dieta de la sandía?

La dieta de la sandía tiene algunas contraindicaciones, porque es una dieta que se centra en un solo alimento y, por lo tanto, produce severas carencias alimenticias.

¿Es esto preocupante?

Si la sigues durante un máximo de cinco días, no, no lo es. El cuerpo está preparado para que puedas pasar cierto tiempo sin determinados aportes nutricionales, y solo con la sandía podrás superar esos cinco días.

Después, puedes volver a alimentarte con normalidad.

Como puedes suponer, al ser una dieta tan agresiva, deberás tener cuidado con el efecto rebote, y no deberás seguirla durante el embarazo ni la lactancia.

Teniendo esto en cuenta, puedes seguir la dieta de la sandía con bastante tranquilidad.

Menu para la dieta de la sandía

menu

A continuación, te indico cómo debes seguir la dieta de la sandía durante cinco días para conseguir unos resultados espectaculares:

Día 1

  • Desayuno: Un trozo de sandía con un poco de pan integral. También puedes tomar un vaso de leche natural desnatada para acompañar. Y, por supuesto, acompáñalo con un té, que te permitirá beneficiarte de sus efectos diuréticos.
  • Media mañana: A media mañana, hazte un zumo de sandía o un batido y tómatelo recién hecho.
  • Almuerzo: En el almuerzo, toma un par de lonchas de pavo y una ensalada de lechuga y pepino. De postre, toma un par de rodajas de sandía.
  • Merienda: Para merendar, toma una rodaja de sandía. Si te quedas con hambre, sáciate con un poco de avena.
  • Cena: Por la noche te puedes hacer un lenguado a la plancha, con un salteado de judías y brócoli, y una pieza de sandía de postre.

Día 2

  • Desayuno: Para desayunar, bastará con un café, un poco de pan con queso fresco 0%, y una rodaja de sandía bien grande.
  • Media mañana: A media mañana, debería ser suficiente con un par de vasos de zumo de sandía directamente exprimida.
  • Almuerzo: El almuerzo debería consistir en una pechuga a la plancha, de pollo o de pavo, cocinada sin piel y con un poco de limón. De postre, un yogur natural y una rodaja de sandía.
  • Merienda: Puedes optar por un zumo de sandía o, si estás cansada, un zumo de piña.
  • Cena: Por la noche, te puedes hacer un poco de pollo al horno con algo de aceite de oliva, y acompañarlo con unos canónigos y algo de coliflor en vinagro. Por supuesto, de postre, una rodaja de sandía.

Día 3

  • Desayuno: Para desayunar, puedes optar por un yogur natural con una tostada y un poco de jamón dulce. A eso, le puedes añadir el café de todas las mañanas, y tomarte una rodaja de sandía.
  • Media mañana: Tómate otra rodaja de sandía y, si te apetece, un té verde para beneficiarte de sus efectos diuréticos.
  • Almuerzo: Toma una crema de verduras con calabaza y sepia. Y, de postre, un poco de sandía.
  • Merienda: Para merendar, puede ser una buena opción el zumo de sandía o, simplemente, una rodaja. En el caso de que quieras cambiar, como en el día anterior, puedes optar por la piña como sustituto.
  • Cena: Para cenar, te recomiendo el pescado blanco acompañado de un salteado de champiñones, tomate natural y una rodaja de sandía de postre.

Día 4

  • Desayuno: Para desayunar, toma un café sin azúcar (mejor que lo endulces con estevia), y un yogur. También tienes que tomar una rodaja de sandía y, si te apetece, una loncha de pavo cocido.
  • Media mañana: A media mañana, te puedes tomar un par de vasos de zumo de sandía recién batido por ti misma.
  • Almuerzo: Para comer, puedes tomar un poco de pollo al horno, con una ensalada de pepino, cebolla y lechuga. De postre, toma una rodaja de piña.
  • Merienda: Para merendar, es recomendable seguir con la sandía, pero, como siempre, aquí puedes darte una pequeña licencia y tomar, en su lugar, un zumo de piña.
  • Cena: Por la noche, te recomiendo una lubina a la plancha con unos pimientos del padrón para ir picando, y, de postre, una rodaja de sandía.

Día 5

  • Desayuno: Para el último día, puedes tomar una rodaja de sandía y unas galletitas dulces, pero dietéticas. Acompáñalo con un café.
  • Media mañana: A media mañana, puedes hacerte un zumo de sandía y piña.
  • Almuerzo: Puedes hacerte una crema de verduras con algo de arroz integral.
  • Merienda: Por la tarde, puedes tomarte un par de rodajas de sandía.
  • Cena: Por último, en la última cena puedes hacerte unos huevos revueltos con un poco de sandía de postre.

Como puedes ver, la dieta de la sandía es la mejor forma de reducir el peso corporal y, al mismo tiempo, sentirte mucho más sana. Y es que, como bien es sabido desde la antigüedad, la sandía es un alimento milagroso.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario